Eclipse solar

Noche en el día

A las 10.55 de esta mañana la Luna ha cruzado el cielo de la Península situándose justo entre la Tierra y el Sol. El resultado ha sido un espectacular eclipse anular. Durante diez emocionantes minutos, la gran estrella se ha visto como un aro y la sombra del satélite ha oscurecido la superficie terrestre. Es la primera vez desde 1764 que se produce un eclipse anular sobre la Península. En 2026 habrá un eclipse total.

El eclipse anular es un fenómeno que sólo se puede ver en una franja determinada. En esta ocasión, esa franja cruza de noroeste a sureste la península Ibérica. Astrónomos y aficionados de todo el mundo se han citado en Madrid, la única capital europea en la que será visible el fenómeno completo. Pero observar un eclipse requiere unas normas básicas.

El eclipse ha cruzado la Península desde Galicia a Alicante con una diferencia, según la zona, que es cuestión de minutos. Es así porque la Luna viaja a 3.700 kilómetros por hora y la Tierra lo hace a mayor velocidad todavía y en dirección contraria. Fuera de esa zona, de 180 kilómetros de ancho, se ha observado un eclipse parcial. La Luna no tapa toda la circunferencia del Sol, sino que recorta una parte de la estrella.

Los planetarios de toda España han preparado actividades específicas para seguir el eclipse. En Madrid ha habido actos en el planetario, en el parque Tierno Galván, donde un violinista acompañará el eclipse anular. En Internet, infinidad de páginas que seguirán el fenómeno con imágenes en directo y con comentarios de expertos.

Cada dos años la Luna se interpone en el mismo plano entre la Tierra y el Sol. Pero ni todos los eclipses son totales ni se ven desde todos los sitios. El último eclipse anular sobre la Península se produjo en 1764. El eclipse es anular cuando la Luna y el Sol están alineados a una distancia con la que la Luna tapa todo el Sol menos el borde exterior. En 1921, hubo un eclipse total sobre la Península. En ese caso la Luna está a una distancia tal que ocupa exactamente el tamaño del Sol y se puede observar a simple vista. Es aún más espectacular que el eclipse anular.