Ampliación de la Unión

La UE acuerda negociar la adhesión de Turquía tras levantarse el veto de Austria

Los ministros de Exteriores de los Veinticinco han alcanzado esta tarde un acuerdo en Luxemburgo para el inicio de las negociaciones para la adhesión de Turquía como miembro de pleno de derecho. El consenso ha sido posible después de que Austria, opuesta a la adhesión y partidaria de un acuerdo de "asociación privilegiada" con Ankara, levantara el veto a un acuerdo que requiere de la unanimidad de todos los miembros de la UE.

Nada más conocerse el acuerdo, el Gobierno turco ha dicho que aún no ha aceptado el marco negociador propuesto por la UE y que no está claro si el ministro de Exteriores, Abdullah Gul, viajará a Luxemburgo para dar arranque de manera oficial a las negociaciones. "Aún no se sabe cuando Gul irá a Luxemburgo, todavía no hay acuerdo (sobre el texto de la UE). Las conversaciones continúan", ha dicho el portavoz del primer ministro, Tayyip Erdogan. "Si el acuerdo se logra, si los problemas son resultos, por supuesto que el ministro de Exteriores viajará a Luxemburgo", ha añadido.

El texto sobre el marco de las negociaciones -con el visto bueno de Austria y Chipre, los dos países que planteaban más objeciones- ya ha sido enviado a Turquía, y la presidencia británica de la Unión espera la respuesta turca antes de presentar el texto ante los ministros de Exteriores de los 25 países de la Unión, ha declarado el portavoz del Ministerio belga de Exteriores, Rudy Huygelen.

Hoy ha sido una jornada de reuniones maratonianas para atraer a Austria hacia el consenso. El ministro de Exteriores británico, Jack Straw, que ejerce de anfitrión en el Consejo de Ministros, apelaba a la calma al asegurar que aún era posible que los Veinticinco alcanzasen un acuerdo que permitiera la apertura de las negociaciones de adhesión con Turquía. Ante la dificultad de lograr el consenso, la Presidencia británica decidía este mediodia aplazar unas horas la decisión final. Straw ha empleado toda la mañana en limar diferencias en diferentes reuniones con delegaciones de Austria y Turquía para eliminar los flecos pendientes y ultimar el texto del marco negociador.

Austria cambia de postura

Las posturas de Austria y Turquía parecian a toda vista inamovibles. Austria insistía en que la negociación debería finalizar con la rúbrica de un acuerdo de "asociación privilegiada" y no con la integración, y el Ejecutivo turco rechazaba cualquier tipo de enmienda al marco de negociación que supusiera algo distinto a la adhesión de Turquía a la Unión Europa. La representante austriaca en el Consejo de Ministros, Ursula Plassnik, mantuvo el veto hasta bien entrada la noche de ayer. Finalmente, esta tarde ha desistido.

Una negociación dura

La apertura de negociaciones para el acceso de Turquía a la Unión Europea fue acordada formalmente en el Consejo Europeo de diciembre de 2004 y ratificada en el Consejo del pasado mes de junio. El marco de negociación de la UE con Turquía es el más duro de los establecidos hasta ahora. Exige el acuerdo unánime de todos los países para la apertura y cierre de cada capítulo. Los aspectos financieros sólo se especificarán hasta que se hayan aprobado las perspectivas financieras, es decir los presupuestos, de la Unión Europea para después de 2014.