Los efectos del boom

Los créditos siguen creciendo a buen ritmo

Los menores tipos de interés de 2005 respecto al año anterior han ocasionado descensos suaves en la cuota de los préstamos para compra de vivienda. De hecho, la cuantía hipotecaria ha descendido alrededor de un 35% entre 1997, año inmediatamente anterior al inicio del boom, y este ejercicio.

Esta evolución de los tipos de interés y el mayor plazo medio de los créditos han sido, según los expertos, los factores impulsores de la demanda de vivienda por parte de los hogares.

Y aunque todavía no es práctica habitual en España, como sí lo es por ejemplo en Estados Unidos, comienza a emplearse de forma tímida esa favorable financiación para adquirir bienes de consumo, tal y como recuerda Metrovacesa en su último informe de coyuntura.

Según las ultimas cifras recogidas por el Banco de España, el crédito a los hogares para adquisición de vivienda continúa creciendo a tasas del 24% anual.