Cotizaciones del metal

La gestora de Merrill Lynch augura más subidas en el precio del oro

La gestora de Merrill Lynch no ve agotada la escalada del oro. Prevé una fuerte demanda para la joyería, la inversión minorista y los fondos cotizados. El metal precioso sube este año un 5%.

En cinco años la onza del oro ha pasado de 272,25 a 459,70 dólares. Este ejercicio lleva acumulada una subida del 5% que ha llevado el precio a los niveles más altos desde enero de 1988. La escalada del oro ha estado relacionada siempre con el descenso del dólar; es decir, cuando el billete verde caía los inversores buscaban refugio en el metal precioso. Esta teoría ha perdido fuelle en el presente ejercicio, puesto que la divisa estadounidense se ha apreciado más de un 11% frente al euro.

La explicación ahora se fundamenta más en un momento del ciclo económico. En este sentido, la gestora de Merrill Lynch (MLIM), considera que 'los sectores de recursos naturales (oro, minería y energía) están disfrutando a nivel global de la situación de mercado de la última generación, motivada principalmente por el fortalecimiento de la demanda global unida a las limitaciones de la oferta'.

Las compañías mineras, petroleras y, en general, de materias primas son las que mejor están evolucionando en los mercados. El índice de Bloomberg que engloba valores mineros y de metal sube en 2005 un 48%. Vallourec ha triplicado precio, y otras empresas como Río Tinto o BHP Billiton suman el 47,68% y 45,13%.

Los gestores vislumbran más subidas en el precio del oro y en las empresas inmersas en recursos naturales. 'Aunque el oro está en máximos, el sector se enfrenta a una fuerte demanda para la joyería, la inversión minorista, y los fondos cotizados. Sin embargo, la oferta es limitada (...)', dicen. MLIM señala a China como el principal motor del crecimiento de la demanda de oro: 'rápidamente se está convirtiendo en el mayor consumidor de materias primas', indican.

Graham Birch, director de recursos naturales de MLIM, explica que 'el mercado se debate ante la cuestión de si estamos en un máximo de un ciclo normal de las materias primas o en las primeras etapas de un superciclo. El tiempo lo dirá pero los argumentos en favor de un superciclo son persuasivos'.

Para el experto serán clave los mercados de China e India.

Las previsiones de la gestora de Merrill Lynch van por el mismo camino que las realizadas por Deutsche Bank días antes. Esta firma espera que el oro se convierta en la inversión más rentable que el petróleo el próximo año.