Escándalo financiero

Comienza en Milán el juicio por el fraude de Parmalat

El ex propietario de Parmalat, Calisto Tanzi, ha asistido hoy al Tribunal de Milán donde se ha celebrado la primera jornada del juicio en el que está acusado, junto a otras 18 personas, por la quiebra fraudulenta del grupo alimenticio. Varios medios de comunicación adelantan que Tanzi centrará su defensa en desviar la culpa a varias entidades bancarias.

Sobre Tanzi y los otros 18 imputados, entre ellos varios ejecutivos de las filiales italianas de Bank of America y de la auditora Deloitte & Touche, recaen diversos cargos entre los que destacan falseamiento de las cuentas, estafa y obstaculización a la Justicia.

Por su parte, Tanzi deberá ser juzgado por la presunta violación de las reglas del mercado en relación con la quiebra del gigante de la industria láctea italiana, en el que se descubrió un agujero de 14.000 millones de euros.

Penas leves hasta el momento

Antes de Tanzi ya han sido juzgadas 11 personas, entre ellas el ex director financiero de Parmalat, Fausto Tonna, y el propio hijo del empresario, Stefano Tanzi, que se acogieron el pasado mes de julio a la posibilidad de ser juzgados a través de un "procedimiento abreviado", tras declararse culpables de los cargos que les fueron imputados.

Todos ellos, incluido Stefano Tanzi, fueron condenados a breves penas de prisión tras haber reconocido su responsabilidad. La condena más dura fue para Fausto Tonna, que fue condenado a dos años y medio de cárcel.

Tonna comentó hoy en una entrevista a 'La Stampa' que él "ya ha pagado", y reveló que Tanzi "culpará a los bancos de la quiebra de Parmalat". "Es un hecho probado que los bancos fueron los responsables y me refiero al hecho de que no podían vender los bonos de Parmalat a agentes privados, como estaba escrito en el folleto informativo", añadió.

El antiguo brazo derecho de Tanzi también acusó "al poder" político "de haber dejado tirado a Tanzi" después de que "haber colaborado en el juego".