Presupuestos 2006. Gastos

La deducción por planes de pensiones y vivienda llega a 4.861 millones

Los beneficios fiscales para empresas y particulares le costarán a las arcas del Estado 48.345 millones de euros en 2006, un 17,3% más que en 2005. De este total, 17.065 millones de euros irán a parar al IRPF, y 6.534 millones de euros al Impuesto sobre Sociedades.

Las partidas más importantes en el IRPF se concentran en la deducción por vivienda habitual (3.332,83 millones de euros) y en planes de pensiones (1.529,53 millones de euros). En el Impuesto sobre Sociedades, el beneficio que más crece afecta a las sociedades de inversión, que se multiplica por trece. Además, la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios, la que mayor peso tiene sobre el total, se duplica hasta alcanzar los 2.667,09 millones de euros

El IVA, con 22.255 millones de euros absorbe casi la mitad del total de beneficios entre exenciones y la aplicación del tipo reducido del 7%.

El beneficio para las sociedades de inversión se multiplica por trece

La suma de beneficios del IRPF acapara el 35,3% de todos los previstos y supone un incremento relativo del 15,9%. Como novedad, se han incorporado las reducciones por prolongación de la vida laboral, por movilidad geográfica y por el dinero destinado a las cuentas ahorro empresa. La única partida que pierde peso en el IRPF afecta a la reducción por alquiler de vivienda, que pasa de 195 millones de euros a 177 millones.

Los presupuestos presentados ayer recuerdan que la tarifa del IRPF se deflactará un 2%, lo que, en todo caso, no debe verse como un beneficio fiscal, sino como la forma de evitar una subida indirecta de los tipos de gravamen por la inflación.

Sociedades de inversión

Entre los beneficios fiscales previstos para las empresas destaca el impacto del gravamen del 1% de las sociedades de inversión tanto mobiliarias como mobiliarias. De los 26,28 millones de euros de 2005 se pasa a los 350,13 millones euros, sólo algo menos de la mitad de lo que le cuesta al Estado el tipo reducido para pymes, que es 756 millones de euros.

El conjunto de beneficios fiscales de las sociedades representa el 13,5% del total presupuestado y supone un incremento relativo del 54,81% respecto a 2005. En este total, se incluyen como novedad las bonificaciones a entidades dedicadas al alquiler de vivienda y la deducción de las empresas por gastos de guardería.

Sobre las cifras presentadas ayer destaca la ausencia de cambios fiscales para 2006. No obstante, se recuerda la cercana reforma fiscal y se dibujan algunas de las líneas de trabajo. Así, por ejemplo, se mejorará el tratamiento de las rentas del trabajo respecto de otras fuentes de renta.

Respecto a la anunciada reforma de la deducción por planes de pensiones, los presupuestos ayer presentados señalan que se trabajará en evitar las deducciones que disminuyen cuando disminuye el nivel de renta, algo que, por ejemplo, ocurre con los planes de pensiones. Aunque no se señala nada en los presupuestos, tampoco hay que olvidar los anuncios sobre cambios en el rescate de los planes y en la deducción por vivienda. A la vista de los beneficios fiscales presentados ayer, la vivienda habitual le cuesta al Estado el doble de los planes de pensiones. Otras líneas de trabajo anticipadas en los presupuestos afectan a la reforma fiscal verde apoyada bajo el principio 'quien contamina paga'.