Presupuestos 2006

Hacienda primará el rescate periódico de fondos de pensión

Aunque no afectan al presupuesto de 2006, el Gobierno trabaja en la preparación de una reforma fiscal 'encaminada a aumentar la equidad, apoyar la eficiencia y mejorar el medio ambiente'

Aunque no afectan al presupuesto de 2006, el Gobierno trabaja en la preparación de una reforma fiscal 'encaminada a aumentar la equidad, apoyar la eficiencia y mejorar el medio ambiente'. Si bien algunas ya estaban esbozadas, el Ejecutivo avanzó ayer las grandes líneas del IRPF y el Impuesto de Sociedades que pueden entrar en vigor, respectivamente, en 2007 y 2008.

La reforma del impuesto sobre la renta, que deberá aprobarse el año que viene, hará que los beneficios fiscales 'no disminuyan cuando lo hace la renta declarada'. En general, 'se reducirá la carga tributaria de los trabajadores por cuenta ajena, mejorando su tratamiento respecto a otras fuentes de renta'. Otro de los objetivos pasa por simplificar el impuesto e incrementar su eficacia, mediante la reducción de tramos y la bajada del tipo marginal máximo 'en consonancia con los países de nuestro entorno'. También se arbitrarán beneficios fiscales adicionales para paliar el problema de la dependencia. En cuanto a los planes de pensiones privados, se reorientará su incentivación para 'asegurar su carácter complementario al sistema público, favoreciendo su percepción en forma de renta vitalicia y fijando límites para que los contribuyentes con menores rentas sean los principales beneficiarios.

La bajada del tipo impositivo será la principal novedad de la reforma del Impuesto de Sociedades, que busca 'mejorar la eficiencia para contribuir a incentivar el crecimiento económico y el empleo'. La medida pretende 'mitigar los riesgos de deslocalización productiva fruto de la competencia fiscal entre países'. También se simplificarán las deducciones, algunas de las cuales 'distorsionan la toma de decisiones empresariales'. La otra medida anunciada, aunque no concretada, se basa en el principio de que 'quien contamina, paga', para 'internalizar la incidencia negativa que las actividades contaminantes tienen en la sociedad' y 'asegurar la solidaridad intergeneracional'.

A estas reformas se unirá una ley de medidas para la prevención del fraude, 'sin la cual toda reforma quedaría mermada en sus resultados'.

El 'mantenimiento' de la presión fiscal

Solbes reconoció que el cociente entre ingresos impositivos y PIB crecerá dos décimas el año que viene. El vicepresidente negó que se deba a un aumento de la presión fiscal. 'España es hoy un país más rico y los impuestos son progresivos, por lo que la mejora de la recaudación superará al crecimiento previsto para la economía', alegó, antes de añadir que ha habido 'mejoras significativas' en la lucha contra el fraude.