Automóviles

Porsche comprará el 20% de Volkswagen para convertirse en su accionista mayoritario

La compañía alemana Porsche ha confirmado su interés por adquirir alrededor del 20% del capital de Volkswagen, lo que la convertiría en accionista mayoritario de este cuarto mayor grupo automovilístico del mundo. En un comunicado, la empresa justificó ese paso por la estrecha cooperación que existe ya entre ambas compañías en materia de producción y desarrollo.

Volkswagen no sólo es para Porsche "un importante socio en el desarrollo sino también el suministrador de alrededor del 30% del volumen de ventas", señaló el presidente de la compañía., Wendelin Wedeking en el comunicado."Con este negocio queremos asegurar a largo plazo nuestras relaciones con VW y nuestra planificación de futuro", añadió.

Porsche subrayó que no está prevista la adquisición total del grupo. "La participación no alcanzará en ningún caso el umbral en el que Porsche estuviera obligado a hacer una oferta pública de adquisición (OPA).

Volkswagen se protege

Según el semanario "Der Spiegel", que había adelantado la noticia, con esta oferta, VW, por el contrario, se protege de una OPA hostil por parte de alguna empresa que quizás acabaría desmembrando el grupo y vendiendo cada una de sus marcas, lo que pondría en peligro la cooperación entre Volkswagen y Porsche.

Uno de los objetivos de esta operación es precisamente garantizar la cooperación que ya existe entre ambas compañías, que no sólo fabrican juntos el todo terreno Cayenne, sino, según el semanario, también están colaborando en la fabricación de un motor híbrido.

El paquete accionarial que quiere comprar Porsche tiene actualmente un valor de 3.000 millones de euros y, de materializarse la compra, la compañía con sede en Stuttgart se convertiría en el principal accionista, por delante del estado federado de Baja Sajonia, que tiene el 18,2% de los títulos.

Junto con el 13,1% que mantiene la propia Volkswagen, se obtendría una mayoría del 51,3%, que estaría así en condiciones de impedir una compra por parte de un tercero.

En una primera reacción, el jefe del gobierno de Baja Sajonia, Chrsitian Wulff, celebró los planes de Porsche y los calificó de "gran oportunidad para Alemania como nación automovilística en lo que respecta a calidad, imagen e innovación tecnológica". "Estamos en buenas negociaciones. El estado federado mantendrá su participación en VW", ha añadido.