Mercados

El oro, en máximos de dos décadas, anticipa una fuerte subida de la inflación en EEUU

Los futuros del oro siguen subiendo fuertemente y marcan hoy su máximo precio en los últimos 17 años. La culpa, según los analistas, la tienen las dudas sobre el crecimiento y la inflación en Estados Unidos, que hacen que los inversores busquen un puerto seguro en el que resguardar su riqueza.

Esta escalada se produce además en un momento en el que la cotización del oro ha roto la tendencia tradicional: moverse a la inversa de la cotización del dólar. Si lo normal venía siendo que cuando el dólar subía, el oro bajaba, esta semana ambos valores suben.

La onza de oro parta entrega en diciembre costaba ayer al cierre 459,3 dólares, después de subir 5,6 unidades, un 1,2%, aunque llegó a rozar los 459,7.

En niveles de 1988

El oro, que suele verse por los inversores como un refugio ante la inflación, ha sufrido un fuerte empuje con los últimos récords de precios del crudo y la gasolina en EE UU, después del paso del huracán Katrina.

"La gente está comprando oro porque ahora parece que vamos a ver una inflación masiva¢ afirma Leonard Kaplan, presidente de Prospector Asset Management, con sede en Illinois. "El oro es el mejor refugio ante la inflación."

El nivel de precios actual no se conocía desde 1988, cuando el oro llevaba bajando de precio ocho años consecutivos, desde los 870 dólares que llegó a costar la onza. Precisamente en el peor momento de la crisis del petróleo.