Desempleo

Francia promete 1.500 euros a los parados que acepten trabajar a 150 kilómetros de su casa

El ministro de Economía francés, Thierry Breton, ha anunciado hoy que el Gobierno premiará con 1.500 euros a aquellos desempleados que acepten un trabajo que diste al menos 150 kilómetros de su domicilio, "para reforzar la movilidad" profesional en Francia. Dicho premio se concederá a través de la vía de su exención en los impuestos.

Quienes no paguen impuestos por no disponer de recursos económicos recibirán directamente un cheque por ese valor, según ha explicado Breton en una entrevista concedida al diario galo Le Parisien. Francia tiene una tasa de desempleo del 9,9%, igual que en octubre de 2003.

Créditos blandos para cambiar de casa

Los trabajadores estarán obligados, como contraprestación, a mantener su nuevo puesto de trabajo al menos seis meses, y la distancia mínima entre la nueva y la antigua residencia será de entre 150 y 200 kilómetros.

El Ejecutivo de Dominique de Villepin, cuya "prioridad" es la lucha contra el paro, va a incluir en el paquete de ayudas a estas personas créditos inmobiliarios, para que puedan cambiar de residencia y vivir cerca de su nuevo puesto de trabajo.

Igualmente, quienes deban deshacerse de una propiedad inmobiliaria y mudarse por motivos profesionales, verán reducidos sus impuestos, así como aquellos que deban alquilar su propiedad las mismas razones.