EDITORIAL

La banca puja en internet

La captación de pasivo por internet se ha convertido en el nuevo campo de batalla de la banca en España. Y es que el camino emprendido, con notable éxito y duras críticas de la competencia, por ING Direct, ofreciendo altas remuneraciones a cuentas y depósitos a través de la Red, se ha revelado como una de las fórmulas más eficientes para atraer el dinero de los clientes. Especialmente en un momento en el que las preferencias de estos parecen haberse instalado en el mercado inmobiliario o en la Bolsa

Este nuevo pulso, en el que poco a poco van entrando tanto los bancos como las cajas de ahorros, está teniendo un notable y plausible primer efecto: un amplísimo abanico de ofertas claramente competitivas, con el consiguiente beneficio para el consumidor. Y puede y debe tener otro: el estallido definitivo de internet como canal básico para el desarrollo a futuro del negocio bancario en España.