Ferias Ifema

Un verano de moda tranquila

La segunda jornada de Pasarela Cibeles celebrada ayer en Madrid puso de manifiesto que las estridencias se dan un respiro en el armario de las mujeres. Al menos, de momento. Iñaki y Aitor Muñoz abrieron ayer la pasarela con su firma Ailanto. En conjunto, la colección parece pensada para una mujer de aires folk que combina vestidos vaporosos con botas. Aplicaciones de crochet, ganchillos y encajes se alternaron con el otro eje de la colección: el estilo marinero a partir de casacas con botones dorados y pantalones grumete.

Tras Ailanto, firma que también ha realizado una colección para el próximo verano con la marca francesa Naf Naf, llegó una mujer más urbana de la mano de Roberto Torreta. Este argentino afincado en España desde 1972 apostó por vestidos muy femeninos y clásicos sin renunciar al traje pantalón. Colores naturales con alguna concesión al negro para la noche dibujan una colección clásica y muy ponible.

Más atrevimiento se vio en el desfile de Duyos quien no ha dudado en retomar los abrigos de verano y las americanas con manga de camisa. Bombachos y pantalones de estilo hindú se prodigaron en una colección que mira a Asia con los ojos del pop inglés de los años 60. Gustaron mucho sus complementos como los bolsos en forma de mariposa y los turbantes.

El contrapunto a una jornada amable con el verano lo puso ayer Miguel Palacio, quien apostó por una colección muy coherente con su estilo en la que dominaron la gama del blanco y el negro. Centraron su apuesta prendas anchas y con volumen, que se despegan del cuerpo y se mueven con él.

Jesús del Pozo y Antonio Pernas fueron los últimos de la jornada. En el caso del gallego, su colección era muy esperada desde que en mayo se anunció la venta de la firma Antonio Pernas al grupo gallego Caramelo.