Telefonía fija

Las grandes rivales de Telefónica pierden el pulso

La apertura de la telefonía fija no ha cumplido aún su séptimo aniversario y ya hay rivales de Telefónica que empiezan a retroceder. Auna es la única operadora alternativa que perdió cuota en 2004 en tráfico y clientes, mientras que France Télécom y Jazztel se estancaron en ingresos.

Telefónica todavía mantiene el 79% de los ingresos que se generan en el mercado de servicios de telefonía fija y alguno de sus competidores ya se está debilitando. El frente de las operadoras alternativas en combate con el ex monopolio tiene alguna grieta y eso que cuanto más mercado tiene un rival más fácil debería resultar arañar una parte.

No ha sido así para Auna, que se convirtió en 2004 en el único competidor de Telefónica que perdió cuota de mercado tanto en minutos de tráfico cursado como en el número de clientes. Los datos son del informe anual de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) y dan una pérdida de 1,3 puntos de cuota en clientes y de 0,9 en tráfico.

De las tres variables más importantes para medir la evolución de un operador de telefonía fija, Auna sólo ha cerrado un buen ejercicio en materia de ingresos del servicio básico de telefonía, donde suma 1,1 puntos de cuota y se sitúa en el 6,4%. Con una caída de clientes y minutos, a la división de telefonía tradicional del extinto grupo Auna le ha ayudado la subida de tarifas que realizó a principios de ejercicio. Así ha logrado compensar en los resultados financieros los peores registros en los datos operativos.

TELEFÓNICA 3,57 1,02%

Pero Auna no es la única operadora que ha flaqueado en la competencia a Telefónica. France Télécom y Jazztel tampoco cerraron en 2004 su mejor ejercicio, sobre todo en el campo de los ingresos. Ambas estancaron su cuota por ventas, ya que Jazztel se quedó tal y como estaba y Uni2, la división de la compañía pública gala, perdió 0,4 puntos de cuota.

En materia de clientes, la situación para estas dos compañías es algo más positiva, aunque tampoco demasiado; Jazztel y France Télécom son las operadoras que menos crecen. Donde su posición es netamente positiva es en el tráfico cursado, puesto que sus registros de crecimiento en este apartado superan al resto.

Buena parte de la explicación al comportamiento de ambas compañías está en los procesos que han vivido de reestructuración empresarial. Uni2 acometió el año pasado la fusión con Wanadoo y sólo a partir de otoño comenzó con su andanada de paquetes combinados de internet y llamadas.

Jazztel, por su parte, sufrió el año pasado serios problemas de financiación, que obligaron a frenar la actividad comercial y la publicidad hasta la llegada de su nuevo presidente, también en otoño.

También hay algunas que crecen

Aunque la cuota de mercado de Telefónica sigue siendo muy elevada en el negocio de telefonía fija, hay algunas compañías que han logrado avances significativos. En el mercado de ingresos, la que más crece es Auna, por la subida de precios acometida y porque en este campo cobra mucha importancia la cuota de abono. Sólo Telefónica y las operadoras de cable -Auna entre ellas- cobran a sus clientes por este concepto, así que sus ingresos son mayores.

En el tráfico facturado por los usuarios, son Uni2 y Jazztel las que más destacan, aunque también ha sido importante el avance de la sueca Tele2. Cerró 2004 con una cuota de mercado del 1,4%, pero su crecimiento se desconoce, puesto que el año anterior su presencia era tan testimonial que la CMT no dio sus datos. Más intensa ha sido la subida en clientes. Con el 4% de los usuarios totales, Tele2 se sitúa como la tercera del sector, sólo por detrás de Telefónica y Auna.