Estados Unidos

Greenspan teme una caída brusca en los mercados y la vivienda

La Reserva Federal vigila de cerca el alza en los valores de activos como acciones, bonos y viviendas, en momentos en que los bajos tipos de interés animan a los inversores a correr mayores riesgos. Su efecto positivo en el consumo podría desaparecer si, al subir los tipos de interés, se produjese una brusca caída del precio de tales activos. El presidente de la Fed, Alan Greenspan, afirmó ayer que la actividad económica mundial en los últimos años 'ha sido ayudada por ganancias de capital de varios tipos de activos'. En un discurso pronunciado en Jackson Hole (EE UU), Greenspan dijo que 'nuestros pronósticos, y por ende, nuestra política, se ven influenciados cada vez más por cambios de precio de los activos'.

'Los inversores están aceptando rendimientos cada vez menores, porque la estabilidad económica les convence de que sus inversiones son menos arriesgadas', dijo, 'pero eso ha contribuido a elevar los precios de los activos y ha estimulado el gasto de empresas y consumidores'. Greenspan alertó de que esos aumentos 'pueden fácilmente desaparecer, pues una mayor cautela de los inversores podría hacer subir los tipos de interés y reducir el valor de los activos, lo que supondría un riesgo para la economía'. Sus comentarios llegan en momentos en que bajan los tipos de interés del mercado a pesar de que la Fed sube la tasa de referencia para los redescuentos.