Reestructuración

Seat planea reducir un 10% sus costes de personal a corto plazo

La marca española Seat quiere reducir los costes de personal en un 10% a corto plazo en su planta de Martorell mediante un recorte de la plantilla o del horario laboral, según su presidente, Andreas Schleef. En una entrevista divulgada hoy por el diario Finanacial Times Deutschland, Schleef dice que en Martorell "tenemos dos posibilidades: o reducimos el número de empleados o recortamos el horario laboral sin remunerarlo".

Tras subrayar que Seat tiene un exceso de personal de unas 800 personas, el directivo señaló que proyecta rebajar simultáneamente en un 10 % las horas trabajadas y el sueldo de la plantilla, según el rotativo. La filial de Volkswagen seguirá el modelo implantado en Audi durante la crisis del sector automovilístico en 1993, aseguró Schleef, aunque este plan durará de uno a dos años y no tendrá el horario de cuatro días semanales introducido en la casa matriz de Wolsfburg.

Schleef dijo que esta medida supondrá una reducción salarial del 10% porcentaje equivalente al recorte de las horas trabajadas, y advirtió de que la alternativa sería el despido de 800 empleados en la producción, según los primeros cálculos. En tono conciliador, el directivo alemán indicó, sin embargo, que Seat desea "conservar esta plantilla a bordo".

Las declaraciones de Schleef eran publicadas un día después de que el presidente del grupo Volkswagen, Bernd Pischetsrieder, anunciara nuevos recortes de los costes en los centros de producción alemanes para incrementar la competitividad y el rendimiento. Al hablar de los planes de expansión, expresó la intención de introducir Seat en Asia y el mercado estadounidense, donde cree que hay un potencial elevado de ventas entre la población hispánica, tras el éxito obtenido en México desde 2001, donde la marca se ha convertido en un objeto de culto, según Schleef. Agregó que la nueva generación de automóviles de Seat se construirá para que cumpla con las especificaciones exigidas en EEUU, aunque aún no se ha decidido cuándo se exportará a ese mercado.

Schleef precisó que Seat debe crecer fuera de Europa y estar representada a nivel mundial, porque de lo contrario, la fábrica española no tiene razón de ser a largo plazo. También anunció un cambio de estrategia comercial bajo el lema de "La nueva Seat" por el que los nuevos modelos serán de carácter más deportivo y se distanciarán por el precio de la franja más asequible del consorcio Volkswagen, que estará reservada a la marca checa Skoda.