Medio ambiente

La energía renovable acaparará 20.000 millones de inversión

El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar hoy el nuevo Plan de Energías Renovables, que prevé unas inversiones de más de 20.000 millones de euros. Las actuaciones correrán a cargo de las compañías eléctricas, de otras entidades y, en menor grado, del propio Estado.

El nuevo Plan de Energías Renovables (PER), concebido para el periodo 2005-2010, prevé unas inversiones de más de 20.000 millones de euros para impulsar los actuales objetivos de producción en energía eólica, solar, generada por biomasa y por biocombustibles. El Gobierno justifica la aprobación de un nuevo proyecto, en que el actual Plan de Fomento de las Renovables, destinado a incentivar el uso de la energía ecológica, no se está cumpliendo.

El nuevo texto promueve inversiones del orden de los 20.000 millones de euros y se dirige a diversas fuentes de energía renovable. Las compañías eléctricas, según se recoge en el plan, ejecutarán el 70% de las inversiones destinadas a este fin; un 25% correrá a cargo de varias entidades, entre las que se encuentran bancos, constructoras y otras empresas, mientras que la Administración sólo financiará directamente el 5% de las inversiones. Lo hará a través de diversas subvenciones y ayudas, concentradas en organismos como el Instituto de Crédito Oficial o el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE).

De acuerdo con el Ejecutivo socialista, tan sólo la evolución de la energía eólica, los biocarburantes y el biogás ha sido 'satisfactoria' respecto a los objetivos fijados en el antiguo plan. La minihidráulica, sin embargo, 'avanza más despacio de lo previsto', y la energía procedente de biomasa y la solar están 'sensiblemente por debajo del ritmo necesario para alcanzar los objetivos finales'.

Según Moncloa, el plan actual había alcanzado, a finales de 2004, un grado de cumplimiento acumulado del 28,4% sobre el objetivo global de incremento de las fuentes renovables previsto para el año 2010. No obstante, desde la aprobación del actual plan, en 1999, el consumo global de energías renovables ha aumentado en España en 2,7 millones de toneladas.

Con todo, el PER mantiene los objetivos que sitúan un consumo global de fuentes renovables en el 12% para 2010, y apuesta porque la electricidad generada por las mismas alcance el 29,4% del consumo nacional bruto eléctrico en esa fecha.

Apoyo a la energía eólica y a los biocarburantes

Los molinos de viento, característicos de la energía eólica, abundarán, aún más, en el paisaje español. El Gobierno, de hecho, pretende elevar el actual objetivo de 13.000 megavatios instalados para 2010, hasta los 20.000 megavatios para esa fecha, esto es, incrementar su consumo en un 53%.

Respecto al uso de la biomasa, materia de donde proceden los biocarburantes, el Ejecutivo confiesa que su uso sólo ha avanzado en un 9%, cuando el listón se situaba en el 63% de todo el elenco de energías limpias. El Gobierno considera que su extensión es estratégica, ya que resta peso a la utilización de crudo, cuyo precio sigue aumentando y, además, contamina.

De este modo, el biocombustible deberá suponer el 2% del total de gasolinas y gasóleos comercializados en el transporte para este año, y se colocará en el 5,75% para 2010.