CincoSentidos

Recogida obligatoria de aparatos eléctricos

Los fabricantes de aparatos eléctricos están obligados a hacerse cargo, desde el pasado fin de semana, del material eléctrico y electrónico una vez que se haya agotado el ciclo de vida. Así se establece en el Real Decreto de Aparatos Eléctricos y Electrónicos que entró en vigor el pasado 13 de agosto.

La norma, que transpone al ordenamiento español una directiva europea, tiene como objetivo reducir la cantidad de residuos eléctricos y la peligrosidad de sus componentes, así como fomentar el reciclado de estos escombros de los que, se calcula, en España se producen 300.000 toneladas al año, aparte de los 70 millones de aparatos que se guardan 'en los cajones de las casas' y constituyen el llamado 'efecto tesoro'.

Según indicó a Efe el jefe de Gestión de Residuos del Ministerio de Medio Ambiente, José López de Velasco, la recogida de estos residuos es 'prácticamente inexistente' en España en la actualidad, a pesar de que los objetivos de la UE establecen que para el 31 de diciembre de 2006 se deberá alcanzar una media de cuatro kilos por habitante al año.

A su juicio, la normativa servirá para generar un 'auténtico' sistema de gestión y reciclado de estos residuos y para sustituir al anterior circuito, 'defectuoso' y limitado a la recogida de grandes electrodomésticos por parte de las grandes superficies.

Sin embargo, la medida incluida en el real decreto supondrá un encarecimiento entre un 1% y un 3% en el precio final de los aparatos que se adquieran a partir de ahora, destinado a la gestión de los escombros y al establecimiento de un sistema propio, que deberá ser acreditado por cada una de las empresas fabricantes de estos aparatos.