Automoción

Visteon entra en números rojos en el segundo trimestre, con pérdidas de 970 millones

El grupo estadounidense Visteon entró en números rojos en el segundo trimestre del año, periodo en el que registró unas pérdidas de 1.200 millones de dólares (970 millones de euros). En el mismo periodo del año anterior, la antigua filial de Ford había registrado un beneficio neto de 25 millones de euros del mismo periodo del año anterior.

La incursión en pérdidas se produjo pese al repunte de 2,04% que registró la cifra de negocio, que alcanzó los 4.042 millones. El fabricante, por eso, explicó ayer que las cuentas sufrieron el efecto de una dotación extraordinaria de 1.100 millones de dólares (889,9 millones al cambio), sobre todo para amortizar anticipadamente la devolución a Ford de las plantas no rentables, informa Bloomberg. Ford y Visteon suscribieron en mayo la devolución de 24 plantas al tercer constructor mundial de coches, con sus 17.400 empleados.

Precisamente, la dependencia con su antigua matriz se va reduciendo progresivamente. Los ingresos procedentes de negocios con constructores ajenos a Ford se incrementaron un 29% en este periodo, hasta un récord de 1.455 millones. De su lado, las ventas a Ford cayeron más de un 7%, hasta 2.587 millones, gracias principalmente a los bajos niveles de producción en Norteamérica y Europa. Por contra, el impacto favorable de la cotización representó una facturación de 97 millones.

Visteon destacó que estos resultados se mantienen sujetos a cambios, puesto que, como ya anunció el pasado 10 de mayo, el comité de auditoría de la empresa está desarrollando un análisis independiente de la contabilidad de ciertas transacciones originadas en la compra de actividades de su filial norteamericana.

La filial europea de Visteon se esfuerza en desmarcarse del mal momento financiero que sufre la matriz. La compañía cuenta con seis factorías en España, para las que ha destinado una inversión de 50 millones hasta 2007.

Este año, la compañía mantiene sus previsiones de facturar 450 millones, según anunció recientemente el presidente de las divisiones europea y latinoamericana, Heinz Pfannschmidt. El futuro en España está asegurado', declaró a principios de julio.