CincoSentidos

Zaragoza acoge los diversos lenguajes de Picasso

'Pocas personalidades en la historia del arte igualan a Picasso en su interés por conocer y su capacidad para experimentar', asegura Dolores Durán, comisaria de la exposición Los lenguajes de Picasso, que Ibercaja presenta en Zaragoza. La muestra, que acoge 64 piezas elaboradas por el artista malagueño entre 1923 y 1973, podrá ser visitada hasta el final del verano en el Centro de Exposiciones y Congresos de la entidad financiera.

'Picasso maneja con igual libertad la pintura y el dibujo, la cerámica y el grabado', subraya Durán. Y así lo atestigua esta exposición, que incluye óleos, dibujos, grabados, cerámicas, carteles, libros ilustrados y hasta una joya de oro que recuerda a una máscara africana y fechada en 1973, año de la muerte de Picasso. Para reunir este conjunto, Ibercaja ha recurrido a los fondos de distintas colecciones privadas españolas, francesas y americanas.

La versatilidad plástica de Picasso, unida a su espíritu vanguardista, le hizo superar la tradicional separación de géneros artísticos. Esta característica se aprecia particularmente en las piezas de cerámica reunidas en esta especial muestra, donde el genio malagueño puede ejercitar su capacidad de dibujante, sus dotes de pintor y su habilidad para modelar materiales.

En la exposición destaca también una selección de ocho libros, de los más de 150 que Picasso ilustró a lo largo de su vida, para autores como Cela, Apollinaire o Tzara. Asimismo se incluyen unos dibujos para el poema Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías, de Federico García Lorca.

Otro de los grandes alicientes de la muestra son los retratos que Picasso hizo de sus amigos, como la pintora Francoise Gilot o la modelo Genivieve Laporte. Igualmente resulta curiosa su serie mitológica y los motivos familiares, como una gallina dibujada para su hija Paloma. Una curiosidad escultórica es su Feme assise (Mujer sentada), cuyas formas femeninas están plasmadas en volúmenes apenas definidos.