Electricidad

La central nuclear de Cofrentes arranca tras casi tres meses parada

La central nuclear de Cofrentes, propiedad 100% de Iberdrola, fue conectada ayer a la red eléctrica nacional, después de casi tres meses de parada y 'una vez finalizadas las actividades correspondientes a la decimoquinta recarga de combustible y a la reparación de los goteos de las líneas de accionamiento de las barras de control', según la compañía eléctrica.

En una nota publicada ayer, la empresa indica que las maniobras de arranque de la planta comenzaron el miércoles a mediodía y, 'tras realizar todas las pruebas, comprobaciones y verificaciones del correcto funcionamiento de equipos y sistemas, está previsto que en las próximas horas se produzca la subida de carga necesaria para alcanzar el 100% de la potencia autorizada'.

La central de Cofrentes, que ha estado desconectada desde el pasado 15 de mayo, cuenta con una potencia instalada de 1.092 MW y su producción diaria asciende a alrededor de 26 millones de kWh.

IBERDROLA 10,00 0,91%

La parada de esta central nuclear ha coincidido en el tiempo con la que mantiene desde el pasado mes de noviembre la de Vandellós II, propiedad de Endesa e Iberdrola, en este caso, por la renovación de su sistema de refrigeración. Estas dos paradas y el hecho de la baja hidraulicidad y el viento escaso, que han limitado la aportación de las energías hidráulica y eólicas, han puesto en una situación delicada el sistema este verano.

Según recogió ayer la agencia Efe, la organización ecologista Greenpeace se ha dirigido al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) para protestar por el hecho de que aún no se les haya comunicado la decisión de revisar la clasificación en la escala internacional del caso Vandellós-II. La OIEA tuvo que intervenir a raíz del suceso de corrosión del sistema de aguas de Vandellós-II.