Turismo

Los inmuebles de Sol Meliá valen el doble que la compañía en Bolsa

Sol Meliá se ha convertido en una de las principales inmobiliarias del país. La cadena hotelera posee en la actualidad activos que la consultora inmobiliaria CB Richard Ellis valora en 4.217 millones de euros, el doble de su capitalización en Bolsa, que asciende a 2.126 millones. Esta cifra pone al grupo presidido por Gabriel Escarrer a escasa distancia de las principales inmobiliarias en España.

El patrimonio de la compañía balear está formado en la actualidad por 63 hoteles en España, otros 11 en Europa, 13 establecimientos más en Latinoamérica., otros '13 activos diversos' en España y cinco 'activos diversos' más en Latinoamérica, según explica la cadena hotelera en una comunicación remitida a la CNMV.

Los 4.217 millones que valen sus propiedades inmobiliarias sitúan a Sol Meliá a la altura de las grandes compañías del sector. A cierre del ejercicio pasado, Metrovacesa contaba con unos activos valorados en 5.540 millones de euros. La catalana Colonial se queda cerca con poco más de 5.340 millones. El grupo Sacyr Vallehermoso, incluso, tiene un activo menor que el de la cadena hotelera, ya que se queda en 3.340 millones, si bien el grupo que preside Luis del Rivero combina su actividad con la de construcción. Los hoteles de España tienen un valor de mercado de 2.802 millones. Los de Europa, 487,6 millones. Los inmuebles en Latinoamérica llegan a cotizarse a 797,7 millones.

Fuentes de Sol Meliá explicaron ayer que el objeto de esta valoración es lograr 'una mejor gestión' del patrimonio, tanto para llevar a cabo 'desinversiones al mejor precio', como para fijar tarifas cobradas a clientes o para valorar una posible reconversión de 10 hoteles en suelo residencial.

El alza del resultado se basó tanto en la venta de inmuebles como en el repunte del negocio hotelero

Para este año, Sol Meliá mantenía unas previsiones de llevar a cabo desinversiones inmobiliarias por valor de unos 100 millones, la misma cifra registrada en 2004. Este monto ya se superó en el primer semestre del año, período en que la cadena vendió edificios por 120 millones. Esto, sin embargo, no significa que Sol Meliá vaya a posponer posibles ventas. 'Si surgen oportunidades, las aprovecharemos', aseguraron fuentes de la compañía.

En este capítulo de ventas figura el contrato para mantener la gestión durante 10 años del Hotel Meliá Las Palmas, en Gran Canaria, que tiene una opción de venta que será ejecutada en septiembre por 34 millones. Igualmente, ha vendido el 50% del Meliá Zaragoza a Horcona por un importe de 42,5 millones, y el Tryp Macarena, además de beneficiarse de la actividad de Sol Meliá Vacation Club, cuya facturación creció un 58%. En el apartado de compras, destaca la adquisición a My Travel del 50% de Tenerife Sol, propietaria de tres hoteles de 1.215 habitaciones en total por 28,7 millones. La división inmobiliaria aportó 37,2 millones, el 5,1% más, a la facturación consolidada.

El negocio inmobiliario, en cualquier caso, interpretó un papel central en los resultados de los primeros seis meses del ejercicio, en los que Sol Meliá registró un beneficio de 27,1 millones, lo que supone un incremento del 41%.

A la mejoría contribuyó también la recuperación de la actividad hotelera en España y el Caribe. Por negocios, Europa Vacacional alcanzó una cifra de negocio de 104,1 millones, un 5,7% menos. Europa Urbano creció un 1,2% y apuntó 217,02 millones al beneficio consolidado. La cifra de negocio en América aumentó un 16,1%, con 107 millones. La cifra de negocio se situó en 465,4 millones, un 2,8% más, aunque los ingresos totales de la cadena aumentaron un 6%, hasta los 532 millones.

Impacto por los atentados

Sol Meliá destacó en el informe remitido a la CNMV que mantiene una perspectiva positiva de cara a la temporada, gracias al aumento de la demanda de los principales mercados emisores. Además, la compañía balear asegura que espera una mejor evolución del segmento urbano para septiembre y octubre.

Sol Meliá indicó además que los atentados terroristas del 7-J y 21-J en la capital británica tendrán un cierto impacto a corto plazo, aunque espera que la ocupación vuelva a sus niveles normales antes de seis meses, y afirmó que el paso del huracán Emily en Yucatán no produjo apenas daños a sus establecimientos.

A pesar del repunte del 41% que registraron los beneficios en el semestre, los títulos de Sol Meliá se depreciaron ayer un 2,46%, hasta cerrar en un precio de 11,5 euros por título. Esta caída, en cualquier caso, no empaña el comportamiento del valor en el parqué en 2005, período en el que se ha apreciado un 57,7%.