CincoSentidos

Los Erasmus de 'Una casa de locos' se hacen mayores

El realizador francés Cédric Klapisch conoció el éxito de taquilla en 2002 gracias a Una casa de locos, una comedia que narra la vida de un estudiante francés, embarcado en la aventura de la beca Erasmus. Destino: un piso compartido en Barcelona con media docena de jóvenes de otros países. Klapisch retoma esta historia en Las muñecas rusas, que se estrena hoy en España. Aquellos estudiantes despreocupados se enfrentan ahora al estrés de los treinta años. Boda, problemas laborales y el gran desafío: encontrar el verdadero amor. Tras varias parejas eventuales, el protagonista, encarnado por Romain Duris, busca a la pequeña muñeca rusa a la que alude el título.

No es éste el único estreno de la semana que resucita viejos argumentos cinematográficos. Michael Keaton protagoniza el remake de un clásico del cine familiar de Disney: Herbie, a tope. Y en Adivina quién, Kevin Rodney adapta el filme de los sesenta Adivina quién viene esta noche.

Los aficionados al miedo, por su parte, tienen dos películas para elegir: La llave del mal, un thriller sobrenatural protagonizado por Kate Hudson, Gena Rowlands y John Hurt, que se enfrentan a inexplicables acontecimientos en una antigua mansión con pantano brumoso incluido. O Premonition, la traslación a la gran pantalla de un tebeo japonés, El periódico del terror. Es la primera entrega del proyecto J-Horror Theater, que estrenará seis cintas firmadas por cineastas japoneses.

También desde Asia llega Ebrio de mujeres y pintura, sobre la leyenda de un pintor coreano.