Hipotecas

El Euribor repunta al 2,168% en julio, tras tres meses consecutivos de descensos

El Euribor a un año repuntó en julio hasta el 2,168%, tras tres meses consecutivos de descensos, pese a lo cual se situó en uno de los niveles más bajos de la historia, lo que permitirá que las hipotecas que se paguen tras la revisión sean las segundas más baratas de los últimos 15 meses.

Según los datos provisionales de los operadores del mercado, el Euribor, que es la principal referencia para calcular el tipo de interés de las hipotecas, avanzó respecto al 2,103% marcado en junio, pero se colocó en una cota muy inferior a la que registró en el mismo mes de 2004, el 2,361%.

Ese diferencial hará que los titulares de una hipoteca media de 120.000 euros, con un plazo de amortización de 20 años, tengan que pagar tras la revisión anual de su préstamo una cuota mensual de 616,6 euros, lo que supone un descenso de unos 11 euros respecto a lo que abonaban antes de aplicar la referencia del Euribor de julio. Esa cuota mensual es la segunda más baja de los últimos 15 meses por detrás de junio, cuando el pago mensual de una hipoteca media bajó hasta los 612,93 euros, gracias a que Euribor a un año se

colocó en ese mes en el cuarto nivel más bajo de la historia (el de julio es el sexto más bajo). Según los expertos el indicador irá subiendo poco a poco según se aproxima el final de año, cuando prevén que se sitúe en el entorno del 2,30%.

La analista de Beta Capital Estefanía Ponte señala que el Euribor, que anticipa el nivel al que el mercado cree que estarán los tipos de interés en un año, se ha mantenido tan bajo en los últimos meses porque se daba por hecho que el Banco Central Europeo (BCE) no iba a subir el precio del dinero este año. Sin embargo, destaca que los recientes buenos datos macroeconómicos -entre ellos cita el notable incremento de la confianza empresarial en julio en Alemania, por segundo mes consecutivo, así como en Francia e Italia- hacen que parezca que la economía europea "empieza a ver la luz". Por estos motivos, cree que la mejora de la economía de la Zona Euro podría propiciar una subida de tipos el próximo año, lo que arrastraría al Euribor, que ya está anticipando esa subida con ligeros avances.

El Euribor marcó su mínimo histórico en junio de 2003, cuando se situó en el 2,014. Desde aquella fecha, se ha movido en la horquilla del 2,20 y el 2,40%.