Índices

El IPC sube una décima en julio, hasta el 3,3%

El índice de precios de consumo armonizado (IPCA) subió en España en el mes de julio una décima, hasta el 3,3%, según los datos preliminares adelantados ayer por el Instituto Nacional de Estadística. Esta tasa es sólo ligeramente inferior a la que se registraba hace un año (3,4% en julio de 2004), tras pasar un año en el que la presión de los precios energéticos, como consecuencias del encarecimiento paulatino del petróleo, ha sido la principal protagonista de la inflación.

Este indicador, que se utiliza como referencia para medir de forma unificada los precios en la zona euro, revela que el diferencial de inflación no se ha reducido en los últimos doce meses con la zona euro. Si en julio de 2004 era de 1,1 puntos, en junio de este año era de un punto y podría haberse elevado en julio.

El diferencial de precios es de 1,4 puntos con Alemania (con un IPC del 1,9% en julio), uno de los países con los que el intercambio comercial es más voluminoso (Alemania genera el mayor déficit comercial a España, seguido ya de China). La diferencia de precios con Francia e Italia es ligeramente superior que la registrada con Alemania, ya que sus tasas de inflación armonizada (hasta junio) es de 1,7% y 1,8% respectivamente.

La subida del Indice de Precios de Consumo en el mes de julio es imputable al tirón de los costes del petróleo y a las subidas de los precios de los servicios turísticos, que ya comenzaron su repunte en el mes de junio.