Franquicias

Clifford Auckland potencia la franquicia para crecer en intermediación financiera

El grupo Clifford Auckland, especializado en intermediación financiera, ha puesto en marcha un plan para impulsar su red de franquicias con la intención de conseguir tramitar 10 hipotecas diarias en vez de las dos que, de media, realiza en la actualidad.

Según el director general de la filial ibérica, Alexandre Fernandes, para lograr este objetivo es necesario alcanzar las 100 oficinas a finales de 2006, frente a las 13 que cuenta ahora (12 en España y una en Portugal); de ellas, tres son franquicias. La forma de crecimiento será a través de franquicias aunque la prioridad no es tanto el aumento de oficinas como la captación de un mayor número de operaciones. 'Queremos ser muy selectivos con los franquiciados porque nuestra especialidad es la consultoría de situaciones financieramente difíciles o jurídicamente complicadas. Lo que hacemos es buscar soluciones a medida del cliente', comenta Alexandre Fernandes.

La compañía, de origen americano, se encarga de buscar financiación para hipotecas y préstamos en casos de disolución de bienes gananciales, divorcios, declaración de herederos, etc. También ayuda a inmigrantes con escaso historial crediticio, pero sus honorarios (elevados por la especialización que ofrecen) no están al alcance de la mayoría. Clifford Auckland, que tiene el certificado SGS de calidad, cobra la consulta y unos honorarios de éxito en función del resultado.

La enseña, que el año pasado facturó 4,3 millones de euros, ha asesorado a más de 138.000 clientes y ha tramitado operaciones valoradas en un total de 468 millones de euros.

El perfil medio del franquiciado es el de una persona con buena formación, especialmente universitarios, con carácter emprendedor y una cierta inclinación comercial. La inversión media de una franquicia ronda los 30.000 euros, incluido un canon de entrada de 15.000 que les permite el acceso a una formación de 60 horas y asistencia continuada.