Metales preciosos

Afinsa entra en el negocio del oro al comprar la estadounidense A-Mark

El grupo Afinsa y su participada estadounidense GMAI han adquirido por 20 millones de dólares el mayor comerciante privado de metales preciosos de Norteamérica, A-Mark Precious Metals. Esta operación supone la entrada del grupo español en el mercado del oro, la plata y el platino.

A la inversión filatélica, numismática y en arte, el grupo español Afinsa ha incorporado ahora el negocio de los metales preciosos. Y lo ha hecho mediante la compra de A-Mark Precious Metals, el mayor comerciante privado de metales preciosos de Norteamérica y uno de los seis compradores autorizados por la Casa de la Moneda de EEUU.

La operación se ha realizado a través de Greg Manning Auctions Inc. (GMAI), que ha comprado el 80% de las acciones, y Afinsa Bienes Tangibles, que adquiere el 20% restante. El monto total es de 20 millones de dólares (16,6 millones de euros), que se han pagado en efectivo, según comentan fuentes de la empresa.

GMAI es, a su vez, propiedad de Afinsa en un 70%, mientras que otro 30% cotiza en el Nasdaq.

A-Mark proporciona productos de oro, plata y platino directamente de la Casa de la Moneda de EE.UU. a sus clientes, así como de las Casas de la Moneda de otros países entre los que se encuentran Canadá, Australia y China. Entre los clientes de A-Mark figuran comerciantes de monedas, bancos, instituciones financieras, joyerías, coleccionistas, inversores, fabricantes, así como otras casas de monedas y minas. La estrategia comercial de A-Mark le hace cubrir, a diario, los riesgos de variación de precios en todas sus posiciones abiertas en los mercados en los que opera. Esta política le permite 'acreditar beneficios en los últimos ejercicios cerrados con diferentes coyunturas y niveles de precios en los mercados en los que actúa', según Afinsa.

A-Mark Precious Metals, que tiene una plantilla de sólo 11 personas y posee una línea de crédito de 50 millones de dólares para financiar el circulante, prevé facturar unos 2.500 millones de dólares (unos 2.075 millones de euros) en el ejercicio que cierra el próximo día 31, con un beneficio antes de impuestos de unos dos millones de dólares. El año pasado facturó 2.000 millones con un resultado similar al de 2005.

Este volumen de facturación contrasta con la cifra de negocio de Afinsa Bienes Tangibles que se situó en 452 millones de euros en 2004, y con la facturación de GMAI-Autenctia que fue de 255 millones de dólares (211 millones de euros) el año pasado. Para el ejercicio que finaliza el próximo 31 de julio prevé alcanzar los 300 millones de dólares con un beneficio de 30 millones.

17 actividades en el área de los coleccionables

'Esta adquisición, combinada con nuestros 17 negocios operativos existentes, solidifica nuestra posición como compañía líder con servicios de distribución, verticalmente integrada, en el mercado mayorista y minorista de coleccionables', explica Esteban Pérez, presidente de GMAI. También Juan Antonio Cano, presidente del grupo Afinsa, insiste en que esta operación supone un paso decisivo en 'su propósito de construir un grupo de coleccionables global con presencia en todos los ámbitos de los bienes tangibles'.

Afinsa comenzó su actividad con la filatelia y progresivamente ha ido ampliando su radio de actuación hacia otro tipo de inversiones en bienes tangibles.