Compromiso

Irak promete a las empresas españolas las inversiones que ofreció al Gobierno del PP

La ministra de Comunicaciones iraquí, Jwan Masum, aseguró ayer que su Ejecutivo mantiene activos todos los compromisos de inversiones españolas contraídos con el anterior Gobierno del Partido Popular, tras la entrada de las tropas españolas en Irak en 2003.

Masum mostró la disposición del actual gobierno iraquí para el regreso de las empresas e inversiones extranjeras que se marcharon con la invasión de las tropas estadounidenses. Expresó, además, su deseo de nuevas inversiones en Irak con vistas a largo plazo, si bien reconoció como impedimento para la entrada de la inversión extranjera la precaria situación en materia de seguridad que mantiene el país.

Masum criticó la postura de las empresas inversoras de concentrarse 'demasiado en la relación con los políticos', ya que temen perder su posición si el político con el que han tratado es sustituido por otro.

La ministra de Comunicaciones mantuvo que los focos de violencia en territorio iraquí se encuentran bastante concentrados, en un porcentaje cercano al 20%, y que el resto es considerablemente más seguro.

A este respecto, un estudio realizado por Iraq Body Count y Oxford Research Group desveló precisamente ayer que desde el inicio de la ocupación estadounidense en marzo de 2003 cerca de 25.000 civiles iraquíes han muerto como consecuencia directa de la violencia.

El próximo 15 de agosto se espera que se promulgue la nueva Constitución iraquí. Durante la pasada jornada tres miembros suníes del comité constitucional, cuya representación en el organismo es de 15 miembros, fueron asesinados en Bagdad.

Uno de los temas pendientes tras la promulgación de la Constitución es la privatización de algunas de las empresas estatales que abarcan sectores como sanidad e infraestructuras.

En cuanto a la producción de petróleo, la representante señaló que no existen en Irak ningún tipo de limitaciones ni restricciones. Y en cuanto a las relaciones con Europa, espera que sean países concretos los que realicen propuestas para la obtención de una liberalización del sector. Su gobierno apuesta por el regreso de las refinerías a Irak, dado que así, los beneficios resultantes del crudo se elevarán sustancialmente.