Apoyo

Solbes obtiene el respaldo de los sindicatos a los objetivos presupuestarios para 2006

La inversión en investigación y desarrollo, con un crecimiento cercano al 25%; las infraestructuras, cuya dotación aumentará el 10%; la enseñanza infantil y la vivienda serán las prioridades en 2006.

Los secretarios generales de UGT y Comisiones Obreras, Cándido Méndez y José María Fidalgo, salieron ayer satisfechos del Ministerio de Economía, donde el vicepresidente Pedro Solbes les explicó las principales orientaciones presupuestarias para el año que viene.

Si, como es previsible, el apoyo sindical a los Presupuestos de 2006 se mantiene, el margen de Esquerra Republicana y, sobre todo, de Izquierda Unida para ponérselo difícil al Gobierno en el trámite parlamentario se estrechará de forma considerable.

En las cifras expuestas ayer por Solbes a Méndez y Fidalgo, se prevé un crecimiento del PIB para el año que viene de entre el 3,2 y el 3,4%, frente a la previsión del 3% entregada recientemente por el Gobierno a Bruselas dentro del programa de estabilidad. El crecimiento nominal se situaría en el 6,6%.

El vicepresidente cuenta con un crecimiento del empleo del 3%, lo que permitiría la creación de más de 330.000 puestos de trabajo. De esta forma, la tasa de paro se reduciría por debajo del 10%. Estas previsiones también superan las que el Ejecutivo trasladó a Bruselas.

'Estamos de acuerdo con las orientaciones generales. Nuestros objetivos coinciden con los del Gobierno', resumió Cándido Méndez al finalizar la reunión. Solbes trasladó a los sindicatos que las prioridades serán la inversión en investigación y desarrollo, que crecerá cerca del 25%, la dotación para infraestructura, que tendrá un crecimiento cercano al 10%, la ayuda oficial al desarrollo, que alcanzará medio punto del PIB en el próximo ejercicio, el gasto en vivienda y en educación. El Gobierno priorizará también las partidas destinadas al aumento de las becas y a la enseñanza infantil, en la horquilla comprendida entre los tres y los seis años.

Ley de Dependencia

Solbes fue permeable a las reivindicaciones que los sindicatos le hicieron en el ámbito social. Méndez y Fidalgo le pidieron una dotación relevante para la futura Ley de Dependencia que, en una primera fase, podría superar los 5.000 millones de euros. Esta cesión facilitará el acuerdo con IU. De los cerca de 134.000 millones de euros de gastos para 2006, el 7,6% más que este año, la mitad irán a gasto social. El vicepresidente advirtió en todo caso que las obligaciones derivadas del pago de las pensiones, el aumento de la aportación a las arcas comunitarias, la financiación territorial, los intereses de la deuda y los compromisos para sanear RTVE, dejan al Gobierno 'un margen estrecho' para ceder más en este terreno.

El hecho de que Solbes prevea un crecimiento nominal de la economía del 6,6%, frente a un aumento del gastos del 7,6%, llevó al secretario general de UGT a calificar de 'expansivos' los Presupuestos del año que viene. El vicepresidente matizó que si se tiende a simplificar, cabría hablar de Presupuestos 'ligeramente expansivos', aunque la valoración definitiva no podrá hacerse hasta que se conozca su liquidación final.

Cuevas teme que las cuentas generen déficit

El presidente de CEOE, José María Cuevas, comparte las prioridades de los Presupuestos para 2006 que le explicó Pedro Solbes, pero mostró su inquietud ante la posibilidad de que generen déficit, por su carácter 'expansivo', en un momento en el que la patronal percibe una reducción considerable de la competitividad.

El diferencial de un punto porcentual entre el gasto no financiero del Estado (7,6%) y el crecimiento previsto del PIB nominal (6,6%) es el que 'desalienta un poco' a la CEOE, señaló Cuevas, quien, no obstante, precisó que ese gasto estimado no es 'desorbitado ni desorientado' y tiene su 'razón' de ser, informa Efe.

Solbes trasladará el anteproyecto de ley de Presupuestos al Consejo de Ministros del 29 de julio y ayer se comprometió con la patronal y los sindicatos a reunirse de nuevo con ellos en septiembre.