Cifras

El Gobierno rebaja 'una o dos décimas' el déficit fiscal previsto

La recaudación tributaria va por buen camino. El primer semestre del año se ha cerrado con un déficit del Estado central de sólo 1.194 millones de euros en términos de contabilidad nacional, criterio homogéneo utilizado por Bruselas, que computa ingresos y gastos cuando se devengan.

Se trata de un desfase equivalente al 0,13% del PIB, cinco veces menos que el 0,64% registrado en el mismo periodo del año anterior. La mejora se debe, sobre todo, al fuerte crecimiento de los ingresos no financieros, del 14,5% en el semestre.

La mejora es tan sustancial que el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Angel Fernández Ordóñez confía en mejorar los resultados previstos por el Gobierno. 'Habíamos estimado un déficit del Estado central del 0,4% del PIB para 2005; probablemente acabaremos una o dos décimas por debajo', anunció ayer, al presentar los datos de la ejecución presupuestaria hasta junio. No obstante, Ordóñez prefirió no echar las campanas a vuelo, dado que la administración central concentra la mayor parte de sus gastos al final de año.

En la mejora de los ingresos destaca el crecimiento de la recaudación del IVA (un 21% más), aunque en términos homogéneos (descontadas las devoluciones) es algo menor, del 10,3%. Los ingresos por IRPF también marchan bien (creven al 16,7%) al igual que los del impuesto de sociedades (31%, el 18% en términos homogéneos).