Presupuestos

Solbes espera un crecimiento del empleo en 2006 cercano al 3%

El ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha asegurado hoy que el crecimiento del empleo para el año que viene será cercano al 3%, lo que permitirá que la tasa de paro se sitúe por debajo del 10%. El ministro hizo estas declaraciones en una rueda de prensa, después de reunirse con los secretarios generales de CCOO y UGT, José María Fidalgo, y Cándido Méndez, para informarles de las líneas generales de los presupuestos generales del Estado del año próximo.

En declaraciones a los periodistas, Méndez ha precisado posteriormente que el incremento del empleo previsto por el Gobierno en el cuadro macroeconómico de 2006 es del 2,9%.

Solbes ha agregado que las cuentas de 2006, que parten del objetivo de estabilidad presupuestaria y prevén un superávit del 0,2% del Producto Interior Bruto (PIB) para el conjunto de las Administraciones Públicas, se han elaborado con un cuadro macroeconómico "muy en la línea del de este año" y con una hipótesis de crecimiento del PIB nominal del 6,6%.

Con estas premisas, ha subrayado, el presupuesto del 2006 tendrá un gasto no financiero de 133.947 millones de euros (el 7,6% más) y unos ingresos de casi 128.000 millones (el 9% más).

Dentro de los gastos, ha recordado Solbes, hay partidas obligatorias que absorben dos terceras partes del gasto total y que corresponden a la financiación de las Administraciones territoriales, al pago ante los intereses de la deuda, a la contribución al presupuesto de la UE y al gasto en clases pasivas.

Para el tercio de gasto restante, las prioridades del Gobierno en 2006, ha afirmado Solbes, serán la inversión en I+D+i y en ayuda al desarrollo, el apoyo a la educación (especialmente a través de becas y de la financiación de la educación para niños de entre 3 y 6 años), la vivienda y las infraestructuras.

Además, habrá "gastos ineludibles" como el aumento de la dotación española al presupuesto de la UE, la aportación del Estado al pago del complemento de mínimos de las pensiones y a la mejora de las prestaciones no contributivas, el impulso de la vivienda y de la gratuidad de la enseñanza infantil y avanzar en la resolución de los problemas de RTVE. No obstante, ha precisado, "la seguridad también tendrá bastante importancia en el presupuesto".

Solbes ha valorado la actitud de los sindicatos y ha asegurado que el asunto que más les preocupa (cómo incluir las reformas que se pacten en el diálogo social en estos presupuestos) se hablará a partir de septiembre "para conseguir que ambos procesos vayan en paralelo".

Modificar el actual modelo de crecimiento

Por su parte, Méndez ha avanzado que en septiembre volverán a reunirse con el ministro para conocer con mayor concreción las dotaciones de los presupuestos, porque "es importante ver la velocidad de crucero de cada partida".

En la misma línea, Fidalgo ha advertido al Ejecutivo de que estos presupuestos, "los del ecuador de esta legislatura", deben servir para modificar el actual modelo de crecimiento, tal y como se comprometió el Gobierno al suscribir (el 8 de julio de 2004) los objetivos del diálogo social.

El PP muestra su rechazo

La portavoz de Presupuestos del PP en el Congreso de los Diputados, Fátima Báñez, ha criticado hoy que el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, haya presentado a los agentes sociales unos Presupuestos para 2006 "expansivos", con ausencia de reformas y con una acentuación de los desequilibrios económicos.

Báñez ha indicado que las segundas cuentas públicas del Gobierno socialista también serán "expansivas", en un momento en el que la economía española presenta importantes "desequilibrios", como el diferencial de inflación o el deterioro del sector exterior, que requieren una política presupuestaria "más restrictiva y rigurosa".