Previsión

El gasto en dependencia se duplicará hasta 2050, según Caixa Catalunya

En el año 2050, casi la mitad de la población española tendrá más de 60 años y será una de las más envejecidas del mundo, según distintas proyecciones demográficas. Esto implica un constante aumento del gasto sociosanitario en atención a personas dependientes (aquellas que no pueden valerse por sí mismas), que pasará del actual 0,6% del PIB al 1,5% hasta 2050.

Así lo asegura un estudio elaborado por la Caixa Catalunya, que precisa que este incremento del gasto, además de por el envejecimiento de la población, se producirá por una tendencia creciente de contratar servicios profesionales para atender a personas dependientes que ahora son atendidas en casa por sus familiares.

En la actualidad, el estudio estima que sólo el 18% de los cuidados totales que reciben las personas dependientes son profesionales, frente a más del 40% de países como Italia o el Reino Unido. Asimismo, sólo uno de cada diez mayores españoles tiene acceso a una residencia, mientras que en Alemania acceden cuatro de cada diez.

Estos datos confirman que en España el grueso de los cuidados a estas personas se dan en las familias. Si bien en los próximos años la incorporación de la mujer al trabajo va a mermar estos activos familiares, que tendrán que suplirse con servicios profesionales de atención.

Este escenario, lleva a la Caixa Catalunya a recomendar que 'la futura financiación de la protección a la dependencia (cuya ley elabora en la actualidad el Ministerio de Trabajo) no será abordable sin la participación de los propios usuarios'. El borrador de esta ley que prepara el Gobierno ya incluye el copago de los servicios de atención por parte del usuario en función de todas las rentas del beneficiario, ya sean del trabajo, del capital o el patrimonio inmobiliario.

Además, el informe cree imprescindible la permanencia de alguna de las formas de atención familiar y el desarrollo de un mercado de rentas vitalicias que complemente la capacidad financiera de la población pensionista.