Comunidad Europea

La CE denuncia a España por eliminar la suscripción preferente de los accionistas

La Comisión Europea (CE) ha decidido denunciar a España ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas por permitir a las sociedades cotizadas discriminar a los accionistas cuando emiten nuevas acciones y obligaciones convertibles. Para la Comisión, que ya había exigido previamente a España que eliminara la norma que permite a las sociedades cotizadas suprimir el derecho de sus accionistas a suscribir una ampliación de capital, esta medida vulnera el principio de igualdad de trato contemplado en la segunda directiva sobre derecho de sociedades.

La ley de Sociedades Anónimas española faculta a las empresas a denegar el derecho de suscripción preferente a los antiguos accionistas cuando aumentan su capital mediante la emisión de nuevas acciones en contrapartida de aportaciones dinerarias. Además, las mismas acciones pueden venderse a terceros con un descuento considerable respecto a su valor de mercado. Según la CE, esta excepción puede diluir indebidamente las acciones de los antiguos accionistas, porque permite ofrecer acciones a terceros a un precio de descuento sin que los antiguos accionistas hayan tenido posibilidad de adquirirlas.

Las empresas españolas suelen recurrir a la supresión de derechos preferentes cuando la ampliación de capital se hace pensando en un destinatario predeterminado, si quieren agilizar los trámites y la colocación, o cuando tienen un volumen muy elevado de acciones que ofrecer.