Previsiones

Morgan Stanley cree que Repsol subirá casi el doble que el sector en 12 meses

De entre las grandes petroleras internacionales, una de las que menos recoge el tirón del crudo es Repsol. La petrolera avanza un 12,16% en el año, cuatro puntos más que el Ibex, pero lejos de las alzas de compañías como BP (16,9%), Total (22,5%), Lukoil (23,6%), Norsk Hydro (26,4%) o Statoil (43,9%). Con todo, Repsol es una firme candidata a ser un valor ganador este año. Así lo ve Morgan Stanley: 'Hemos elevado nuestro precio objetivo a 25 euros por acción (...), esto implica un potencial alcista del 17% respecto al promedio sectorial del 10%'; es decir, un diferencial del 70% a favor de Repsol.

El barril de crudo Brent, el que se utiliza como referencia en Europa, se ha apreciado un 40,2% desde enero y un 189% en tres años y medio consecutivos de alzas generalizadas. En ese mismo lapso de tiempo, la subida de Repsol es del 31%. El factor que gravita sobre la cotización es su dependencia de Latinoamérica para la extracción y las reservas.

'Reconocemos la debilidad de su cartera de producción y la concentración en América Latina, pero creemos que el descuento actual del 31% respecto a los ratios de valoración de cara a 2008 es excesivo', asegura Morgan Stanley. De hecho, una cuarta parte de las reservas de la compañía están en Bolivia, y el Gobierno del país andino acaba de anunciar una serie de impuestos directos e indirectos sobre la producción de hidrocarburos de hasta el 50% de los ingresos de la producción.

La alta dependencia de América Latina ha pesado sobre la cotización de la petrolera

REPSOL 13,75 1,25%

La crisis política desatada en Bolivia provocó el mes pasado una fuga masiva de fondos de energía desde la petrolera hispanoargentina hacia la italiana Eni. Firmas como Goldman Sachs aconsejan, sin embargo, desestimar la apuesta por Eni y primar antes a Repsol. 'El impacto de Bolivia se ha exagerado', concluye el banco estadounidense.

Morgan Stanley tiene una opinión similar, aunque reconoce que el potencial deterioro de la situación en Latinoamérica es el mayor riesgo bajista que afronta la compañía. Entre los factores que pueden estimular la cotización destacan 'el inicio de un plan de recompra de acciones' y 'el buen posicionamiento de cara a la edad de oro del sector de refinería'.

Actores tan diversos como la OPEP, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) o entidades como Barclays Bank o American Express insisten en que el gran problema de la industria petrolera está en los cuellos de botella de la distribución de productos refinados; un lastre del sector que es responsable en buena medida de la espectacular escalada del crudo.

La recomendación de Morgan Stanley sobre Repsol es de sobreponderar, lo que significa que el banco espera que el valor vaya mejor que el promedio del sector durante los próximos 12 o 18 meses. Royal Dutch, Statoil y Norsk Hydro son las otras compañías que el banco estadounidense considera potenciales ganadoras para la evolución bursátil de los próximos meses.