Tecnología

§Live 8§ bate récords en los móviles y en la televisión por Internet

Los conciertos solidarios organizados por el irlandés Bob Geldorf tuvieron en Internet una audiencia de cinco millones de personas, el doble de lo previsto. Los internautas pudieron ver además parte de los conciertos que las televisiones no ofrecieron en directo, pues algunos de los recitales se solaparon en el tiempo. La iniciativa bate marcas también en los móviles, pues la organización de §Live 8§ ha recibido más de 26 millones de mensajes de texto en apoyo a la petición de condonación de la deuda externa.

Los asistentes a los 10 conciertos §Live 8§ de este fin de semana, en los que se pidió un mayor compromiso de los países ricos para acabar con la pobreza, no estuvieron sólos. Más de 26,4 millones de personas de todo el mundo usaron sus móviles para enviar mensajes de texto en apoyo a la campaña para condonar la deuda externa de los países más pobres logrando un record mundial.

El rockero irlandés Bob Geldof y Bono, de U2, organizaron los conciertos para presionar al grupo de los ocho países más ricos del mundo, el G-8, que se reúne en Gleneagles (Escocia) la semana que viene para que lleven a cabo acciones para eliminar la pobreza. Esta convocatoria se inspira en otra que tuvo lugar hace más de 20 años, §Live Aid§, pero a diferencia de aquella §Live 8§ no tiene como objetivo recaudar dinero, sino agitar conciencias y crear un estado de opinión que presione a los países ricos para que presten más ayuda a África.

El enorme número de mensajes SMS recibidos en apoyo de las reivindicaciones expresadas en los conciertos "es la mayor llamada a la actuación política" a través de móviles, según ha declarado Ralph Simon, coordinador de la campaña de mensajes de texto en Filadelfia, donde el sábado se celebró el más multitudinario de los recitales.

Simon explica que el record anterior de envío de SMS en un solo día para un único evento estaba en 5,8 millones, para un episodio del programa televisivo American Idol -versión estadounidense de Operación Triunfo- en el que los televidentes votaban al ganador. Europa Occidental fue probablemente la que más mensajes envió, aunque se están "recibiendo mensajes de texto de gente de desde Albania a Zimbabue", afirma Simon añadiendo que las líneas quedarán abiertas hasta finales de julio.

Cinco millones siguen los conciertos en AOL

El portal estadounidense AOL.com, que transmitió las imágenes en vivo de los conciertos, también reclama un record mundial, pues asegura que más de cinco millones de personas ­frente a una audiencia prevista de 2,5 millones - se conectaron para ver los conciertos a través de Internet. En Internet se pudieron contemplar en directo momentos de los recitales que la televisión se perdió, como la interpretación que Green Day hizo del 'We are the champions' de Queen o REM cantando 'Man on the Moon'.

Algunos de los conciertos coincidieron en el tiempo, por lo que las televisiones se veían obligadas a elegir uno de ellos, y a retransmitir en diferido una selección de lo que quedaba fuera del directo. En Internet, quienes acudieron a la retransmisión de AOL podía elegir que concierto querían ver con un solo clic. El portal llegó a tener a hasta 175.000 personas conectadas al mismo tiempo viendo la retransmisión, para la que no ofrecía un programa detallado pero en la que se alertaba a los internautas sobre los próximos movimientos y actualizaciones a través de una sección llamada §The Buzz§.

Gates, junto a los artistas en Londres

Bill Gates hizo una aparición sorpresa en el concierto de Londres, donde fue vitoreado como una estrella del rock más. "La generosidad que pedimos puede salvar millones de vidas", dijo el presidente de Microsoft, también conocido por su activa participación y financiación de proyectos solidarios.

Apple también ha decidido participar en el evento a través de su tienda de música iTunes, donde según informa la compañía puede encontrarse desde ayer, apenas unas horas después de la celebración de los conciertos, el single Live 8 - Make Poverty History. Contiene dos canciones, la primera y la última del concierto de Hyde Park en Londres, interpretadas por Paul McCartney. Se vende a 1,98 euros, que se destinarán a ayudar a que el hambre en el mundo sea pronto historia pasada.