Inversiones

Quesos de Radiquero invierte 1,5 millones para aumentar su producción

Quesos de Radiquero, una pyme creada en 1980 en Adahuesca, uno de los municipios que integran la comarca oscense del Somontano, ha puesto en marcha un plan estratégico que renueva completamente su fisonomía. La empresa ha destinado 1,5 millones de euros a la construcción de una nueva fábrica, con capacidad para el tratamiento de 1, 5 millones de leche al año y la elaboración de 180.000 kilos de queso, lo que supone multiplicar por diez su producción.

La empresa ha suscrito un acuerdo estratégico con Integra2, grupo logístico de transporte en frío, que le permitirá colocar sus productos en 24 o 48 horas en cualquier punto del mercado español. Las condiciones fijadas aseguran, además de la rapidez en la distribución, a través de la red de plataformas logísticas de Integra2, el cumplimiento de la completa trazabilidad, aspecto decisivo para este producto artesano.

El crecimiento de la firma aragonesa ha sido impulsado por la entrada en su capital, hace dos años, de Inversiones Abosca, una sociedad presidida por el empresario oscense Paco Franco. Quesos de Radiquero ha dado prioridad a la contratación de residentes en los núcleos rurales de la comarca, que ha sufrido en las últimas décadas un fuerte proceso de despoblación.

Aumento de la facturación

Los responsables de la empresa aseguran que 'la incorporación de tecnología de última generación se compatibilizará con el tradicional carácter artesano de la producción, de la mano del maestro Manuel Monclús'. Quesos de Radiquero espera alcanzar, tras las nuevas inversiones, una facturación anual de 1,2 millones de euros a cierre de este año.

Las pymes aragonesas tratan de aprovechar la creciente aceptación de los productos artesanos de alta calidad. En los últimos meses, el grupo Pastores ha lanzado un bocadillo de ternasco y la Tauste Ganadera ha invertido 1,3 millones para entrar en el sector de quesos.