_
_
_
_
_
En portada

Los fondos superan el bache de la rentabilidad

Ganar dinero en los mercados no ha sido tarea imposible, ni siquiera muy difícil. Pero el siempre saludable objetivo de poner el ahorro a buen recaudo frente a la acometida de la inflación es otra cosa. Y no siempre los gestores de fondos de inversión logran el éxito en su empeño. De hecho, en el primer semestre del año, en los que el patrimonio invertido ascendió a 232.142 millones de euros, un 5,7% más, según Inverco, sólo un 42,89% del patrimonio de los domiciliados en España ha logrado rentabilidades anuales superiores al 3,2%, la tasa de inflación provisional de junio. Este porcentaje es, sin embargo, muy superior al de un año antes. En la primera mitad del año 2004, sólo el 23,58% logró superar la tasa de inflación de aquel momento, del 3,4%.

El balance del primer semestre del año 2005 en cuanto a resultados de los fondos de inversión ha sido incluso superior para algunos inversores, los que han apostado por fondos de riesgo. No en vano, la Bolsa se encuentra en máximos anuales, lo que ha beneficiado a una minoría de forma muy sustancial. Un 1,12% del patrimonio gestionado por los fondos de inversión españoles ha superado rentabilidades del 30% anual y un 11,80% ha ganado al menos un 10%.

A estas ganancias han contribuido varios factores: la renta variable (que, sin embargo, beneficia a unos pocos), la fortaleza inesperada de la renta fija (que beneficia a muchos), la subida del dólar y la pericia de algunos gestores, que han logrado sacar ganancias en donde la mayoría se contenta con rendimientos modestos o mediocres.

Más información
Consulte el suplemento 5D

La falta de alternativas de inversión explica en buena medida la fortaleza de las Bolsas

Los gestores de fondos de inversión, aún cuando han seguido administrando un mandato bastante estricto por parte de los inversores -riesgo, cuanto menos mejor- han tenido algunas oportunidades más generosas que en periodos anteriores. La principal oportunidad la ha aportado el mercado de bonos gracias a unos precios históricamente altos. Las rentabilidades de los títulos de renta fija a largo plazo se en cuentran en mínimos históricos, lo que significa que los bonos están en precios máximos y que los fondos de inversión que invierten en renta fija a largo han obtenido buenas rentas. Y aunque las ganancias no son muy elevadas, el elevadísimo peso que los bonos tienen en las carteras de los fondos de inversión españoles ha sido determinante para facilitar buenas rentabilidades en estos instrumentos de ahorro.

La vertiente más espectacular en las rentabilidades de los fondos de inversión españoles ha venido, sin embargo, de la mano de la renta variable y de los beneficios por diferencias de tipo de cambio, es decir, por el dólar y otras divisas. La renta variable ha despedido el primer semestre del año en máximos.

Los fondos que invierten tanto en renta variable española como en las bolsas de la zona euro han cerrado el mes de junio con rentabilidades medias acumuladas en el primer semestre en torno al 10%. Las positivas rentabilidades de los fondos españoles se han hecho extensivas incluso a los fondos que operan en aquellos mercados que han tenido una evolución bursátil negativa, pero que al estar en el área dólar han obtenido sabrosas ganancias. Caso típico es el de los fondos en bolsas de Estados Unidos o de Latinoamérica, en donde la apreciación de estas divisas frente al euro ha compensado con creces la caída de los índices bursátiles.

Un buen año

'El año está siendo bueno, incluso muy bueno', afirma Javier Mazarredo, director de Negocio de Santander Gestión de Activos, la primera gestora española por volumen de patrimonio gestionado, que con el cambio de semestre está estrenando nueva imagen corporativa para su área de Gestión de Activos. A partir de este mes pasa a llamarse Santander Asset Management, nombre que agrupa a todas las áreas de gestión de activos del grupo en los diversos países en los que opera.

'Seguimos con un sector dinámico y en crecimiento', corrobora Javier Mazarredo. 'La renta variable ha ido muy bien y la renta fija está evolucionando mejor de lo esperado a principios de año, es decir, en alza. No obstante, el mercado se ha polarizado bastante en cuanto a entradas de dinero en los segmentos más defensivos y conservadores', lamenta Mazarredo. 'Las entradas de dinero en renta variable son, en comparación, modestas. Nosotros estamos apostando por los fondos de renta variable, entre otras cosas, porque las alternativas son, hoy por hoy, poco favorables en otro tipo de activos. Los fondos especializados en compañías de alto dividendo y en pequeñas compañías (small caps), han ido muy bien, tanto en resultados como en aceptación por parte de los inversores', explica.

'La renta variable ha ido mucho mejor de lo que esperábamos. Yo diría que en el primer semestre hemos visto subidas que prácticamente eran las esperadas para el conjunto del año o casi', afirma Juan Uguet, director de Inversiones de Ibercaja Gestión, una de las gestoras que este año está colocando un mayor número de fondos en las primeras posiciones por rentabilidad, en especial renta variable internacional.

'No obstante, de los meses transcurridos del año, el segundo trimestre ha sido algo más flojo debido a la subida de los precios del petróleo. Pero los mercados de renta variable han ido bien porque las inversiones bursátiles prácticamente no tienen alternativa', corrobora Juan Uguet.

'La renta variable ha estado fuerte, más que por el entorno económico, por la situación de las empresas. Hay muy buena generación de caja y esto ha animado mucho a la Bolsa, sobre todo con la aparición de algunos compradores institucionales que han protagonizado operaciones de compra que han generado optimismo en los mercados', añade Uguet. A su juicio, 'esta situación desde el punto de vista de las empresas cotizadas puede mantenerse en los próximos meses, aunque la Bolsa, en general, quizás experimente una trayectoria más moderada en los próximos meses. Creo que los mercados bursátiles han hecho en este primer semestre prácticamente todo lo que esperábamos que hicieran en el conjunto del año. A finales de 2005, quizás haya nuevos movimientos alcistas, pero en los meses próximos vemos la Bolsa más moderada que en estos últimos meses. En todo caso, las empresas con buenos fundamentos económicos van a seguir funcionando muy bien y los gestores que sepan hacerlo mejor que el mercado tendrán sus oportunidades'.

'Los mercados han estado condicionados durante la primera mitad del año por dos cuestiones, la política de subidas de tipos de interés de la Reserva Federal americana y los incrementos del precio del petróleo. Y las Bolsas han sido capaces de tener una evolución positiva en este entorno', explica Jose María Ortega, director General de Credit Suisse Gestión, otra de las gestoras que este año está logrando colocar entre las primeras posiciones de la clasificación de fondos especializados en Bolsa española a uno de sus fondos, en este caso de gestión activa, es decir, no indiciado.

'En los últimos meses, el dinero ha vuelto a los mercados de renta variable con cierta fuerza', explica Ortega. 'Ha habido varias operaciones de adquisición que han contribuido a animar a los inversores. La falta de alternativas de inversión rentables y la fortaleza de la Bolsa americana han sido claves para las subidas en Europa. En cuanto a los tipos de interés, se pensaba que la Reserva Federal podría empezar a ralentizar la subida de tipos mientras que, por otro lado, había rumores de que el BCE podría estar planteándose un recorte de tipos'.

'Los beneficios empresariales y su buen comportamiento han sido la clave de la evolución alcista de la Bolsa en los seis primeros meses del año, lo que ha logrado imponerse a las incertidumbres macroeconómicas y a la escalada del precio del crudo, este último principal causante de la volatilidad de los mercados', explica Alfonso de Gregorio, director de Gestión de Gesconsult, una de las gestoras mejor posicionadas en renta variable española.

'Los mejores resultados en la Bolsa española los han cosechado las compañías de pequeña y mediana capitalización, cuyas cotizaciones reflejan más fielmente la realidad empresarial que las grandes empresas', afirma De Gregorio. 'Si analizamos el mercado por sectores, constructoras e inmobiliarias han sido las estrellas indiscutibles de la primera mitad del año, descontando de nuevo un buen ejercicio para el negocio de la construcción. En cuanto a la renta fija, los primeros meses del año comenzaron con una tendencia alcista de tipos, pero a partir de marzo la tendencia cambió ante la debilidad económica del área euro, con una inflación controlada que ha llevado incluso a plantear posibles bajadas de tipos a final de año, aunque este es un extremo todavía improbable', añade De Gregorio.

Los 'hedge funds', un semestre en blanco

No ha sido un buen año para los hedge funds ni tampoco para su versión española, los fondos de gestión alternativa o de rendimiento absoluto. 'Los hedge funds han tenido un comportamiento pobre en este primer semestre, en la mayoría de los casos con rentabilidades por debajo de los tipos de interés y en algunos casos incluso con pérdidas', explica el gestor de Sogeval, Rafael Hurtado, uno de los principales expertos españoles en este tipo de fondos.'Los meses de marzo y de abril han vuelto a ser muy perjudiciales, lo que ha llevado a muchos inversores a pensar que el volumen que manejan estos productos es excesivo y que las oportunidades para los gestores de este tipo de fondos hoy en día son menores que en el pasado'. 'En algunas estrategias de inversión el problema no ha sido el excesivo volumen gestionado, sino el entorno actual de baja volatilidad, que no ayuda a muchos gestoras a alcanzar sus objetivos de rentabilidad', explica Hurtado.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_