CincoSentidos

Sol y agua, aliados y enemigos en verano

Con el verano ya en marcha, la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) ha difundido los consejos clave para disfrutar de unas vacaciones sanas. Tener cuidado con el sol y protegerse del agua de las piscinas para evitar afecciones dermatológicas son dos de las recomendaciones clave que, pese a recordarse año tras año, son fuente de complicaciones en la salud.

Sol y agua se convierten en enemigos del hombre cuando no se guardan las debidas precauciones. Bajo el sol, hay que llevar la cabeza cubierta y darse crema protectora en la piel. Tras salir de la piscina hay que secarse el agua de los pies para evitar humedades donde proliferen los hongos. Asimismo, la AEDV aconseja no caminar descalzo en piscinas ni zonas de riesgo. Sin embargo, en verano se recomienda beber mucha agua para evitar la deshidratación por el calor. Eso sí, si se viaja a países tropicales el agua debe estar embotellada.

Antes de preparar un viaje al extranjero conviene informarse sobre vacunas y actitudes preventivas en cada país del mundo. Para ello se puede visitar la página en internet del ministerio de Sanidad y Consumo (www.msc.es). Siempre hay que llevar la tarjeta sanitaria y un informe médico si padece enfermedad crónica.

Quien tenga previsto hacer excursiones y caminatas prolongadas debe elegir un calzado que facilite la transpiración. Los zapatos muy cerrados aumentan la sudoración lo que facilita las infecciones bacterianas y fúngicas. Prevenir las enfermedades sexuales con preservativos, no intercambiar ropa o toallas y llevar siempre un botiquín a mano son otras consejos que no hay que pasar por alto.