Fármacos

Zeltia no es dueña de la patente del principio activo del Yondelis

Zeltia ha advertido ante la CNMV de que la patente del E-743, el principio activo del Yondelis, pertenece a la Universidad de Illinois. Zeltia debe pagar un canon y cumplir ciertas condiciones para tener la exclusiva.

El futuro de Zeltia puede estar en manos de tres universidades de EE UU. La compañía está a la espera de que concluyan la fase de pruebas de sus dos principales fármacos, el Yondelis -su mayor apuesta- y el Aplidin, de los que depende la viabilidad de su filial Pharma Mar, la división dedicada a investigar, desarrollar y comercializar compuestos antitumorales de origen marino contra el cáncer.

La empresa, sin embargo, no es el propietario de las patentes de su compuesto estrella, circunstancia que supone un 'riesgo', según un folleto remitido a la CNMV. Zeltia explica que 'la Universidad de Illinois es titular de patentes que reivindican el ET-743 compuesto activo del Yondelis, composiciones farmacéuticas que lo comprenden y ciertos análogos del mismo'. Además, la Universidad de Harvard y la de Columbia son titulares de patentes que protegen sendos procesos de síntesis alternativos para la obtención de ET-743, además de ciertos derivados del compuesto.

Esta práctica, explican fuentes de la compañía, son 'habituales' en la industria. 'Lo normal es crear una cartera de patentes, bien con investigaciones internas, o bien adquiriéndolas a otras entidades'. Esta última opción es, claro está, mucho más rápida. Zeltia asegura que la licencia del componente del Yondelis le da la exclusividad. No obstante, 'las Universidades de Harvard, Columbia e Illinois podrían transformar tales licencias en licencias no exclusivas si Pharma Mar incumpliera las obligaciones establecidas'.

PHARMA MAR SA 77,94 -0,41%

Las fuentes de Zeltia explican que la condición fundamental es el pago de un canon por cada medicamento vendido una vez éste salga al mercado. Portavoces de la empresa rehusaron, sin embargo, facilitar su cuantía. 'Depende mucho de lo cerca que esté el componente de llegar al mercado', argumentaron. En cualquier caso, añadieron, 'no está en nuestra intención incumplir nuestras obligaciones'.

Un incumplimiento podría ser funesto. Según la propia Zeltia, la incapacidad 'de cumplir sus obligaciones' podría 'afectar negativamente a su capacidad de comercializar Yondelis'. Además, no pagar 'permitiría a sus competidores introducir en el mercado los mismos compuestos o similares más rápidamente de lo que previamente habría sido posible'.

La del Yondelis no es la única patente con que no cuenta Pharma Mar. Ciertos derivados del fármaco Aplidin -otro anticancerígeno también en fase de pruebas- y ciertas indicaciones terapéuticas de su componente ES-285 son propiedad de la Universidad de Illinois. Pharma Mar ha alcanzado acuerdos con estas instituciones, que le han concedido los 'contratos licenciatarios exclusivos'.

Actualmente, Pharma Mar no ingresa dinero de la venta de fármacos y depende del flujo de caja que ingresa Zeltia gracias a la comercialización de los productos de Xylazel y Zelnova (que venden pinturas y barnices la primera y productos de limpieza la segunda), de sus inversiones y de las ayudas estatales. La ausencia de medicamentos en el mercado obligó, de hecho, a la firma a ampliar capital la semana pasada en 65 millones, que asegurarán la subsistencia de Pharma Mar hasta 2007. Zeltia pretendía captar hasta 115 millones. Sin embargo, sólo pudo colocar parte de las acciones pese a situar su precio en el nivel más bajo del rango previsto.

Oposición a la marca Pharma Mar

Pharma Mar se ha encontrado con oposición a la hora de registrar como marca su propio nombre, según explica la compañía en un folleto registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Zeltia está pendiente de la resolución al respecto por parte de la OAMI (Oficina de Armonización del Mercado Interior). En su día también se presentó una oposición a la solicitud de marca comunitaria Yondelis, pero ésta ha sido desestimada recientemente por la OAMI, que emitió un dictamen íntegramente a favor de Pharma Mar. No obstante, contra dicha decisión cabe plantear recurso ante la propia OAMI.