El análisis de la semana

Más de veinte planes de Bolsa crece por encima de los dos dígitos

El lento aunque continuado ascenso de los mercados bursátiles, que estos días se han movido en zona de máximos anuales, ha clarificado y saneado la tabla de rentabilidades de los planes de pensiones. En el grupo de renta variable, más de una veintena de planes presenta ganancias acumuladas en lo que va de año superiores a los dos dígitos, lo que constituye el mejor resultado desde hace más de dos años. Y, salvo algún caso excepcional, como planes con inversiones en segmentos de alto riesgo (por ejemplo, el tecnológico), los planes de Bolsa han borrado en su casi totalidad los números rojos en la última semana.

Estos planes, más de 140 en total, presentan una rentabilidad media ponderada a estas alturas del año del 7,5% y acumulada en los doce últimos meses del 12,6%, ganancias que lideran el conjunto de los planes. Las categorías de planes mixtos tienen rendimientos interesantes aunque inferiores, mientras los de renta fija se mueven en horquillas más modestas. Los de corto plazo ganan en promedio un 0,85% en el año (1,90% en los doce últimos meses) y los que invierten en activos de medio y largo plazo presentan un rendimiento acumulado desde enero del 1,73% de media, que se convierte en el 2,99% en los doce últimos meses.

Estos planes se siguen beneficiando de los bajos tipos de interés a largo plazo, ya que los mercados de bonos siguen presentando sus mejores niveles de precio, empujados además durante estos últimos días por las expectativas de recorte de tipos de interés en la zona euro. Una previsión que ha vuelto a tomar fuerza entre los expertos, a pesar de la enorme debilidad del euro frente al dólar y a otras divisas internacionales.

En cuanto a los garantizados, su rentabilidad sigue ofreciendo motivos para el optimismo, ya que acumulan en promedio un 3,5% en lo que va de año y un 6,8% en los doce últimos meses, muy beneficiados también por los bajos tipos de interés a largo plazo.