Venta

Barry Diller vende su participación en Vivendi Universal Entertainment a NBC por 2.780 millones

NBC Universal, grupo de medios controlado por General Electric, anunció ayer la compra de la participación del 5,44% que InterActive Corp (IAC), empresa controlada por Barry Diller, posee en Vivendi Universal Entertainment (VUE) por unos 3.400 millones de dólares (2.780 millones de euros).

El acuerdo alcanzado pone fin a los litigios que mantenían las dos compañías. La operación incluirá el pago de 56,6 millones en acciones, con un valor de mercado de 1.100 millones de euros, y el desembolso en efectivo de 865 millones de dólares (709 millones de euros).

Tras pagar los impuestos relativos a la operación, IAC estima que ingresará 1.000 millones de dólares en efectivo en efectivo, recomprará 56,6 acciones de la empresa y contará con contratos de publicidad valorados en unos cien millones de dólares en varias redes de NBC Universal.

Vivendi, por su parte, pagará 235 millones de dólares en efectivo y afirma tener una plusvalía de unos 244 millones de dólares con la operación.

El grupo francés señaló que, además, el acuerdo le libera de la obligación de pagar a General Electric hasta 520 millones de dólares en relación con una posible pérdida derivada de la venta de parques temáticos que pueda producirse antes de 2008.

El litigio entre IAC y Vivendi había estado llevándose en los juzgados de Delaware. Dentro del acuerdo, las partes han eliminado potenciales reclamaciones relativa a la inversión de IAC en Vivendi.

Además, Vivendi y General Electric han acordado retrasar a enero de 2007 y mayo de 2010, respectivamente, las fechas en las que Vivendi Universal puede ejercitar sus derechos de compra en NBC y GE los suyos en Vivendi Universal.

Vivendi Universal Entertainment fue creada en 2002 por Vivendi Universal y AIC para materializar la venta de los activos de ocio y entretenimiento de IAC. VUE se convirtió en parte de NBC Universal en mayo de 2004. Esta compañía está controlada en un 80% por General Electric, mientras que la participación restante es propiedad de Vivendi Universal. Además de los activos relativos a películas y música, esta sociedad es la propietaria de la red de parques temáticos que desarrolló Universal antes de integrarse en el grupo francés de medios Vivendi.