Banca

Banesto y sindicatos potencian la armonía de la vida laboral y familiar

Las empleadas de Banesto que estén de baja por maternidad podrán ser incluidas, a partir de ahora, entre los candidatos a ascender de puesto. Un acuerdo suscrito ayer entre sindicatos y la presidente de la entidad, Ana Patricia Botín, permitirá a los trabajadores del banco hacer más compatible su vida familiar y profesional. 'Estas medidas', explicó Botín, 'favorecen tanto a Banesto como a sus empleados'.

Ana Botín considera 'fundamental' ir más allá de las medidas contempladas en la legislación, y poner en marcha iniciativas concretas que permitan avanzar en la conciliación de familia y trabajo, algo que 'a veces es difícil', reconoció. Banesto 'ha sido y será' pionero en esta cuestión, destacó.

Los representantes sindicales de UGT, Comisiones Obreras, FITC y CGT, alabaron el compromiso de Ana Botín al acudir a la firma del acuerdo. 'Como madre que es, sabe de la importancia de impulsar estas medidas', señaló María Jesús Paredes, de CC OO.

El documento suscrito prevé diversas medidas para facilitar la carrera profesional de las mujeres, como el permiso de lactancia, que otorga una hora diaria a los empleados de Banesto con un hijo menor de nueve meses, así como un compromiso para la protección de las trabajadoras embarazadas.

Techo de cristal

Otra de las medidas que recoge el acuerdo es el desarrollo de programas de sensibilización entre los directivos del banco para 'romper el techo de cristal', en palabras de Juan Sánchez, representante de UGT, que dificulta el acceso de mujeres a cargos directivos.

El documento contempla la creación de una comisión que supervise y promocione las medidas acordadas, como la obligación de incluir a una mujer entre los candidatos a un ascenso o el hecho de que las trabajadoras que cumplan las condiciones exigidas puedan optar a una promoción aunque estén en excedencia por maternidad.

Hace dos meses, el Santander alcanzó un acuerdo similar con los sindicatos, mientras que La Caixa y Caja Madrid suscribieron acuerdos en términos parecidos hace dos años, según fuentes sindicales.