Crecimiento

Sharp duplica la producción de televisores de pantalla plana de la fábrica española

Sharp duplicará en 2006 la producción de su factoría española hasta los 1,5 millones de televisores anuales con pantalla plana LCD. Sin embargo, la decisión no supone ampliar la planta, que trasladará a Turquía las gamas más pequeñas de 21 pulgadas.

La filial española de Sharp prevé pasar de los 750.000 televisores de LCD previstos para este año a los 1,5 millones en el próximo ejercicio fiscal. La dirección de la subsidiaria que preside Takao Abumi, confirmó la semana pasada al comité de empresa la decisión de duplicar la producción del centro ubicado en Sant Cugat del Vallès (Barcelona).

La compañía ha aumentado sus expectativas en los últimos ocho meses por el tirón del mercado de receptores de pantalla plana, puesto que en un principio la factoría había previsto producir 500.000 unidades este año, para duplicar hasta el millón de televisores en 2006.

Takao Abumi afirmó a Cinco Días que el grupo japonés 'mantenía la confianza con la fábrica española' dentro de su plan de crecimiento en Europa. La factoría española exporta el 90% de la producción. Abumi remarcó que 'nosotros sólo hablamos de crecimiento de la factoría y vamos cumpliendo nuestros planes'. El máximo responsable de la filial española señaló que el grupo japonés no tiene ningún plan de fabricar en los países del Este de Europa a corto plazo.

Con todo, Sharp ha descartado ampliar la factoría española, optando por trasladar a un fabricante turco independiente la producción de los televisores más pequeños, hasta las 21 pulgadas. La compañía ya deslocalizó hace año y medio la producción de televisores de tubos catódicos a Turquía.

Actualmente, el fabricante local Vestel ha iniciado las preseries de los televisores pequeños de LCD de Sharp. 'Nos preocupa la tendencia, porque en un futuro este productor, que ya fabrica para otras empresas del sector, podría ensamblar televisores más grandes', destacaron fuentes sindicales.

La planta de Sant Cugat 'podría ampliar su capacidad con un turno nocturno y evitar parte del traslado a Turquía', añadieron. Los sindicatos desconvocaron a última hora de ayer una jornada de huelga prevista para hoy tras desbloquear la negociación del convenio. La factoría cuenta con una plantilla de 850 empleados, aunque en Navidad aumenta con la contratación de hasta 500 trabajadores temporales.

El grupo japonés concentra el 33,7% de las ventas en Europa, el mercado exterior más importante, con unas ventas de 2.960 millones de euros y un crecimiento del 23,2% en el año fiscal cerrado en marzo pasado.

Sharp se instaló en España a finales de los años 80, coincidiendo con el desembarco de otras firmas japonesas del sector como Sony y Sanyo. Después de trasladar la primera factoría al actual emplazamiento de Sant Cugat, el centro ha pasado por varias fases de producción. Ha llegado a producir equipos de fax, para finalmente especializarse en la producción de televisores.

La factoría inglesa sólo produce placas solares

Sharp trasladó a sus factorías asiáticas la producción de vídeos que mantenía en el centro de Inglaterra, que se ha especializado en la fabricación de placas solares. Este último es un mercado importante para la multinacional japonesa, que cuenta con una cuota de mercado a nivel mundial del 27%, según afirmó Takao Abumi.

El grupo nipón cuenta con 67 centros operativos instalados en 32 países, con un número de 46.751 empleados en todo el mundo, de los cuales 29.437 están ubicados en Japón.

Sharp Electronics facturó por valor de 18.500 millones de euros durante el último ejercicio cerrado en marzo pasado, lo que representó un aumento del 12,5%. El beneficio neto se situó en los 559 millones, con un incremento superior del 26,6%.