_
_
_
_
_
Inversión

Abelló compra la firma de moda Hackett al grupo de lujo Richemont

Juan Abelló está decidido a entrar de lleno en el mundo de la moda. En poco más de un mes, Torreal, la sociedad de inversión que preside Abelló, ha cerrado la compra del 43% de la empresa textil Pepe Jeans y, ahora, de la cadena de ropa masculina de calidad Hackett.

La compañía de la familia Abelló ha llegado a un acuerdo con el grupo de lujo Richemont para adquirir Hackett por un importe que no ha sido desvelado. Esta operación, que en principio no tendrá 'ningún impacto significativo' en el resultado financiero de Richemont, supone la ampliación de la cartera de empresas textiles y de distribución del grupo Torreal.

Si Pepe Jeans representa la moda joven, informal y orientada a un tipo de público moderno y dinámico, Hackett es el paradigma del dandy inglés. Ropa de alta calidad, accesorios perfectamente cuidados y tiendas con un esmerado servicio, es el escaparate que muestra la marca británica caracterizada, también, por el elevado precio de sus prendas. Una imagen, que se ha mantenido desde hace dos décadas y que pretende seguir explotando esa veta del genuino estilo inglés a pesar de que, poco a poco, ha ido ampliando su gama de surtido con moda casual y sport. En definitiva, un estilo enmarcado dentro de la actualidad, pero sin perder su marchamo tradicional.

Hackett también ha extendido su catálogo hacia el segmento femenino y adolescente, aunque sólo en el campo de los polos, camisetas y ropa con tintes deportivos.

Para Juan Abelló, esta compra le permite completar y ampliar el abanico de inversiones textiles y de moda con un surtido de empresas que basculan entre el vaquero de Pepe Jeans y el clasicismo y rigor de Hackett.

La firma británica cuenta en España con ocho establecimientos, siete de los cuales están ubicados dentro de almacenes de El Corte Inglés y uno en una tienda a pie de calle en el centro de Madrid. Hackett cuenta con presencia en Barcelona, Valencia y Marbella, además de la capital.

Para Richemont está venta supone un cambio significativo de su estrategia al concentrarse en negocios relacionados con el lujo pero alejados del textil y de la moda. El grupo suizo, el segundo del mundo en el sector del lujo por detrás de LVMH, cuenta con marcas como Cartier, Montblanc, Dunhill, Piaget, Baume & Mercier, Van Cleef & Arpels, Panerai y Vacheron Constantil, entre otros.

Algunos analistas consideran que este puede ser un primer paso para futuras desinversiones por parte de la compañía con sede en Ginebra y apuntan a aquellas marcas especializadas en ropa y piel para concentrarse en negocios más rentables que los relacionados con el textil. De hecho, una gran parte de sus marcas son de alta relojería.

El grupo Richemont facturó el año pasado alrededor de 3.700 millones de euros, de los cuales entre 40 y 50 millones se realizaron con la cadena de moda Hackett.

Del ladrillo al textil pasando por el súper

El empresario e inversor gusta de la diversificación a la hora de colocar su dinero. Juan Abelló tiene casi un 10% de Sacyr Vallehermoso tras la venta ayer del paquete de Fernando Martín a varios accionistas. Pero sus intereses también han tocado otros muchos sectores como el de los servicios a través de Sufi. Precisamente, Abelló vendió hace un mes a Sacyr la participación que tenía en Sufi, una operación que coincidió casi en el tiempo con la puesta a punto de la que será nueva sede de Torreal, un palacete del siglo XIX en pleno centro de Madrid.Pero el empresario ha tocado otros muchos palos recientemente, desde Agbar, en cuyo consejo entró hace justo un año, hasta el actual de la moda y el de la distribución comercial con Plus Supermercados cuyo 40% vendió hace dos años.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_