Medios de comunicación

El Congreso elimina el límite de tres operadores privados de televisión analógica

Cuatro meses después de iniciarse el trámite parlamentario, el Congreso dio ayer luz verde a la ley de impulso de la televisión digital terrestre sin las enmiendas incluidas por el PP en el Senado. La redacción final recoge uno de los puntos más polémicos, el que elimina el límite de tres operadores privados convencionales. Queda así la puerta abierta a la concesión de nuevas licencias, además de Telecinco, Antena 3 y Canal Plus.

El pleno del Congreso de los Diputados aprobó ayer definitivamente la Ley de Medidas Urgentes para el Impulso de la Televisión Digital Terrestre (TDT), de liberalización de la televisión por cable y de fomento del pluralismo.

Se trata de un texto presentado inicialmente con apenas cuatro artículos, que luego recibió más de 100 enmiendas, y que recoge importantes modificaciones para el sector audiovisual, entre otros, la supresión del límite de tres concesiones de televisión privada de ámbito estatal, la ampliación del periodo de concesión de licencias a las televisiones locales y el aumento del plazo permitido para compatibilizar participaciones en operadores analógicos y digitales de ámbito estatal hasta el apagón analógico. Incluye, asimismo, reformas en el sector radiofónico y en el de televisión por cable.

Uno de los artículos que más polémicas y críticas ha suscitado por parte de la oposición y de algunos operadores privados es el que deja abierta la posibilidad de aumentar el número de televisiones privadas en analógico. Este punto, que contempla la eliminación del límite de tres concesiones establecido en la Ley de Televisión Privada de 1988, fue modificado en el Senado gracias al apoyo del PP y de CiU, grupos que ayer, en su regreso al Congreso, volvieron a votar en contra. Sin embargo, el Gobierno hizo valer su mayoría y el texto quedó redactado como se había previsto en un principio.

La única enmienda aprobada ayer implica conceder un nuevo canal múltiple a las autonomías

Apagón analógico

Al igual que sucedió con la enmienda sobre el número de operadores, el resto de modificaciones introducidas por el PP en el Senado fueron rechazadas. Así ocurrió con el apagón analógico, que el PP propuso adelantar a 2008. En el plan de medidas aprobado por el Consejo de Ministros el 30 de diciembre, el Ejecutivo plantea que el fin de las emisiones convencionales se produzca en 2010, propuesta que tendrá su desarrollo en próximas normas (plan técnico y ley general audiovisual) pero que la ley de medidas urgentes aprobada ayer no contempla.

En cuanto a la referencia al sector radiofónico, que el PP eliminó en el trámite anterior, se mantienen en el texto que ha salido adelante. Así, en su redacción final, queda establecido que una misma entidad no podrá controlar directa o indirectamente más del 50% de las concesiones que coincidan en su ámbito de cobertura, ni más de cinco concesiones en un mismo ámbito ni tampoco más de un tercio del total estatal.

La única enmienda aprobada por el pleno implica conceder a las comunidades autónomas un nuevo canal multiplex (cuatro programas o canales) y les reconoce competencias en la gestión.

El PSOE defendió ayer de nuevo que la ley ha sido fruto del consenso con la mayoría de fuerzas políticas 'que se han ido uniendo' y que permitirá que 'el país progrese', según el diputado âscar López. Mientras, la portavoz del PP, Macarena Montesinos, dijo que la norma tendrá 'consecuencias nefastas' para la consecución de su fin, que es el desarrollo de la TDT, y acusó al Gobierno de 'ocultar' sus verdaderas intenciones.

El Ejecutivo ultima más normas

La Ley de Medidas Urgentes para el Impulso de la Televisión Digital Terrestre, aprobada ayer en el pleno del Congreso, fue propuesta por el Consejo de Ministros el pasado 30 de diciembre de 2004 en un plan de acción que contemplaba, además, otras medidas. Entre ellas, el Ejecutivo se comprometía a elaborar un nuevo plan técnico así como a redactar una ley general audiovisual, de carácter más amplio que la ley tramitada por la vía de urgencia que ayer salió adelante. Todo apunta a que el Ejecutivo puede tener listo el plan técnico en pocas semanas, en cualquier caso antes de las vacaciones, al igual que el borrador del proyecto de ley audiovisual, con el objetivo de que el trámite en el Congreso se inicie con el nuevo curso parlamentario, una vez transcurrido el verano. Asimismo, el Ejecutivo ultima la elaboración de un estatuto de los medios de comunicación públicos, incluidos la Agencia Efe y RTVE.