_
_
_
_
_
Cifras

La recaudación prevista por sociedades y renta crece más del 12% para 2006

El Gobierno prevé que la afloración de empleo sumergido y los buenos resultados empresariales aceleren el conjunto de ingresos tributarios un 9,6% el próximo año. El IRPF lo hará al 12,1% y sociedades, al 13,8%.

El vicepresidente económico, Pedro Solbes, aprovechó ayer su presencia en el Congreso, en defensa del techo de gasto propuesto para el Estado en 2006, para avanzar las previsiones del Gobierno sobre ingresos públicos.

El Ministerio de Economía y Hacienda, que él dirige, estima que la recaudación no financiera crecerá un 9%, hasta los 127.935 millones de euros. Estará sustentada en un crecimiento del 9,6% de los ingresos tributarios, fruto del buen momento de la economía, en fase de aceleración desde hace dos años. De hecho, Hacienda calcula que el PIB nominal (incluida la inflación) tendrá un avance global del 6,6%.

Destaca, sobre todo, el aumento previsto de la recaudación por el impuesto de sociedades (13,8%), gracias al crecimiento de los beneficios empresariales, un porcentaje que supera, incluso, los buenos resultados que ya están cosechándose este año.

La recaudación por IRPF, por su parte, crecerá también con fuerza, un 12,1%, 'apoyada en el aumento de las rentas de las familias y la favorable evolución del empleo', según Solbes.

Desde Hacienda se señala que, aunque los inmigrantes que acaban de regularizarse (cerca de 700.000) ya contribuían a las arcas públicas vía imposición indirecta (IVA, sobre todo), su contratación por los empresarios permitirá mejorar en los próximos meses los ingresos por IRPF y las cotizaciones sociales.

Echará una mano también el retraso de la reforma del impuesto de la renta, que no se aplicará hasta el año 2007, aplazándose, por tanto, la rebaja prevista de tipos de gravamen. Tras el discurso inicial de Solbes en el Congreso, la Cámara Baja aprobó ayer el techo de gasto del Estado para 2006 (133.947 millones de euros, un 7,6% más que en 2005) y el objetivo de estabilidad fiscal de las administraciones públicas para el trienio (2006-2008). Concretamente, para 2006 se prevé alcanzar un superávit del 0,2% del PIB para el conjunto de las administraciones públicas.

Lo de ayer, se trató de un mero trámite, una vez que Solbes había pactado previamente el apoyo de IU y ERC, necesario para sacar adelante las cifras en el Parlamento. Este apoyo, sin embargo, no le ha salido gratis al vicepresidente. A cambio, el Gobierno ha permitido que en la nueva ley de estabilidad presupuestaria, que se aprobará 'antes del verano', según Solbes, se consienta un mayor margen de déficit a las administraciones cuando la economía no sea boyante.

Reparto del déficit público

La composición y el reparto del déficit en caso de bajo crecimiento económico ha sido pactado convenientemente con los socios parlamentarios del Gobierno. Se permitirá un déficit del 1% del PIB (0,2% para el Estado, 0,75% para las comunidades y 0,04% para los municipios) cuando el PIB crezca menos del 2%.

El 1% será ampliable 0,5 puntos (hasta 1,5%) para gastos de inversión, a repartir también entre las tres administraciones. IU y ERC están intentando ahora que se permita este déficit a partir de un crecimiento económico por debajo del 2,5% en vez del 2% pactado inicialmente.

Archivado En

_
_