Créditos

El 31% de los españoles tiene dificultades para pagar sus créditos

El 31% de los españoles ha atravesado dificultades para pagar alguna mensualidad de sus créditos o compras financiadas, mientras que el 23% afirma tener actualmente muchos o bastantes problemas para hacer frente a sus gastos cotidianos. Así se desprende de un estudio elaborado por la aseguradora Cardif, perteneciente al grupo bancario BNP Paribas, que se ha basado en 14.000 encuestas realizadas en 14 países, de las que unas 1.000 se han efectuado en España.

Según el estudio, el número de españoles que han contraído créditos y que han tenido problemas para poder pagar las mensualidades prácticamente duplica al existente en Europa, donde el 18% de la población ha sufrido esas dificultades. Alemania es el país que más se acerca a la situación española, ya que el 30% de sus ciudadanos han tenido dichos problemas, seguido de Suiza, con el 27%.

El estudio revela que, pese a estos problemas, los españoles son, junto a los franceses, los europeos más predispuestos a financiar sus adquisiciones, y, de hecho, siete de cada diez consumidores consultados en España afirma haber pedido un crédito o haber financiado a plazos alguna compra.

Viviendas y coches copan los créditos

La vivienda es el principal objeto de financiación por parte de los españoles, ya que el 58% afirma haber pedido un crédito para poder comprarla, frente al 38% de media en Europa. En segundo lugar figura el coche, que ha sido financiado a plazos o con un crédito por el 46% de los españoles, en línea con la media europea.

El estudio de Cardif también pone de manifiesto que, pese a las dificultades de las familias españolas para hacer frente a sus deudas, un 42% de los consultados espera financiar en los próximos doce meses las mismas o más compras que hasta ahora. "Estos datos hacen pensar que el crédito de las familias no va a disminuir sino que se va a mantener en niveles semejantes" en el futuro próximo, destacaron los responsables de Cardif que presentaron hoy el estudio.

Dadas las dificultades que han atravesado algunos españoles para pagar sus deudas, la contratación de los llamados seguros de protección de pagos -que cubren los créditos en caso de fallecimiento, incapacidad temporal o permanente y desempleo- está aumentando en España. De hecho, el número de personas que declara haberlos contratado ha crecido un 26% en el último año, según pone de manifiesto el estudio de Cardif.

También se ha incrementado el número de bancos y cajas que ofrecen estos productos a sus clientes en el momento de contraer una deuda, que ha pasado de 5 entidades en 2000 a 23 en 2004. Los responsables de Cardif en España esperan que las entidades financieras que distribuyen este tipo de seguros en nuestro país se eleve a 28 a final del año, de las que 17 comercializarán los productos de la compañía del grupo BNP Paribas.