Automoción

Los acreedores de MG Rover recuperarán apenas el 5% de su dinero, según PwC

El fabricante británico de automóviles MG Rover soporta una dueda de 1.370 millones de libras (1.993 millones de euros), según la carta enviada por sus actuales gestores, PricewaterhouseCoopers (PwC) a más de 8.000 acreedores. La compañía, actualemtne en suspensión de pagos, apenas podrá sin embargo hacer frente a un 5% de estos compromisos.

Y esto en el mejor de los casos, según Reuters. La agencia estima que al fabricante le costará devolver el 1% de su deuda, citando fuentes cercanas a la compañía. Según los datos de los gestores, MG Rover dispone, una vez descontado el pago de la deuda garantizada a entidades de crédito y a sus principales acreedores, de unos activos de apenas 80,5 millones de libras esterlinas, 117 millones de euros al cambio de ayer. Es decir, los acreedores podrían recibir apenas cinco peniques por cada libra prestada. O menos, ya que habría que restar los emolumentos que cobrará PwC por la gestión de la suspensión de pagos.

El segundo mayor acreedor de MG Rover es el fondo de pensiones de Rover, que tiene un déficit superior a los 471 millones de euros. Al grupo alemán BMW, que hace cinco años vendió Rover a los cuatro propietarios de Phoenix por 10 libras (menos de 15 euros), se le adeudan 11,7 millones. Rover tiene contraídas además deudas de cerca de 218 millones con los concesionarios y otros acreedores.

Sin embargo, el mayor acreedor de la compañía es su antiguo propietario, Phoenix Venture Holidings, al que, junto a sus filiales, se le deben 680 millones de euros.

La magnitud de esta suma puede incrementar la irritación de políticos y empleados con los cuatro propietarios de Phoenix, a los que se les acusa de haber esquilmado la sociedad en su beneficio y de haberse concedido a sí mismos sueldos y emolumentos por un total 78 millones en los últimos cinco años.

PwC anunció la pasada semana que estudia cinco ofertas por los activos del fabricante. Tras una primera fase, la firma pidió a los interesados que avalaran la liquidez de sus ofertas. Una vez finalizado este proceso, la firma ha reducido a tres los potenciales compradores del negocio deportivo de MGTF.

Los fondos de pensiones, otra preocupación

Los fondos de pensiones de los empleados de MG Rover se han convertido en una fuente de preocupaciones para el recién reelegido Gobierno de Tony Blair. El Ejecutivo instauró recientemente un fondo de protección de pensiones, destiando a salvaguardar las asignaciones para jubilados.

La quiebra de MG Rover, sin embargo, podría vaciar considerablemente este fondo y dejarlo en una situación delicada, según analistas consultados por Reuters. Una situación que se complicaría aún más si se considera que el Gobierno aseguró que no haría uso de fondos públicos para dotar el fondo. Los fondos de pensiones de Rover requerirían unos 200 millones de libras de estos fondos, 290 millones de euros.