Mercados europeos

Bolsas al rojo vivo en Europa del Este

La adhesión a la UE ha sentado muy bien a las Bolsas de Europa del Este. Los mercados de la zona marchan a todo ritmo. De los 10 países adscritos a la UE en mayo de 2004, ocho logran batir este año al índice Euro Stoxx 50 (+4,57%) y siete suben más de un 10%. Las revalorizaciones oscilan entre 7,4% de la República Checa y el 34,26% de Eslovaquia y el 34,8% de Estonia. El optimismo se ha contagiado a países como Bulgaria (+27,2%), Ucrania (+18,1%), Rumanía (+13%) y Croacia (+11,8%).

La carrera es tal que el instituto alemán de estudios económicos IWH ve peligro de que la subida generalizada de las Bolsas en los nuevos socios comunitarios pueda conducir a una burbuja especulativa. IWH asegura que 'no hay factores fundamentales que justifiquen la subida de la mayoría de los índices'. El caso más espectacular es el de la Bolsa de Bratislava (Eslovaquia), que ha subido un 146,5% desde la entrada oficial en la UE.

Algunas de estas plazas están viviendo semanas de inestabilidad y correcciones. Es el caso de Eslovenia, que cede casi un 6,4% desde enero. Pero los expertos también lo achacan al temor a un potencial rechazo francés a la Constitución Europea en el referéndum que se celebrará el próximo domingo. 'Si sale que no, los que son reacios a abrir las fronteras de Europa Occidental tendrán más argumentos', opina Ramón Estereuelas, de ING.

'La perspectiva es de volatilidad a corto plazo, pero buena a medio y largo plazo', añade Esteruelas. 'Los gestores de fondos confirman que sigue entrando dinero y que allí puedes encontrar empresas de telecomunicación y servicios públicos a un precio que no podrías tener en sus equivalentes de las economías desarrolladas', abunda el ejecutivo de ING. Los datos de Morningstar sobre los fondos de Europa del Este comercializados en España revela que la rentabilidad media de los fondos que invierten en la región es del 21,8% en doce meses y del 8% este año. Algunos fondos logran en un año ganancias del 30%, como ocurre con tres de los que comercializa CAF, o el Templeton Eastern Europe Fund A (+30,6%).

'La región continúa mostrando un crecimiento firme del PIB y de la productividad, con inflación a la baja. Además, se está ampliando el universo de acciones y el volumen de capital doméstico, por lo que probablemente permanezca siendo una región defensiva en un contexto global', anticipa Jury Ostrowsky, de Pictet Funds.

Conviene recordar, no obstante, que la Bolsa más importante de los nuevos países de la UE, la de Varsovia (Polonia), tiene una capitalización de 57.000 millones de euros, según la Federación Mundial de Bolsas (WFE). Este volumen es 13 veces inferior a la Bolsa española.

Los fondos registrados en España que invierten en la zona ganan en un año más de un 21%

Buenas perspectivas para la deuda

Standard & Poor's ha emitido recientemente un informe en el que destaca el potencial alcista de estos países: 'Los nuevos miembros de la UE, igual que los actuales candidatos, afrontan unas perspectivas más positivas sobre su calidad de crédito, ya que las reformas emprendidas para cumplir con los requisitos de adhesión harán a sus economías y finanzas públicas más resistentes desde un punto de vista estructural'.

De hecho, el banco suizo Pictet afirma que el trío de países bálticos (Estonia, Letonia y Lituania) 'está bastante bien situado' para adoptar el euro, gracias a un 'fuerte crecimiento económico, cuentas del sector público saneadas e inflación reducida', explica Jean Pierre Béguelin, de Pictet.

Por contra, la agencia de calificación advierte de que en la zona euro 'el debilitamiento del Pacto de Estabilidad amenaza con exacerbar la tendencia negativa en la calidad de crédito, que comenzó a verse en 2004'.

Eso sí, de los 10 nuevos países de la UE sólo Eslovenia tiene la calificación AA, la que implica una capacidad 'muy sólida' para atender sus obligaciones.