Referéndum

Chirac apela a la responsabilidad 'histórica' de los franceses

El presidente de la República Francesa, Jacques Chirac, hizo ayer un llamamiento a los franceses para salvar la Constitución Europea en el referéndum del domingo. Pidió que se olviden de 'decir sí o no al Gobierno: está en juego el futuro de Francia y de Europa'.

El presidente francés, Jacques Chirac, dijo a sus compatriotas en una intervención televisada a primera hora de la noche de ayer que en el referéndum del próximo domingo tienen 'una parte del destino de Francia' en sus manos, en una ferviente defensa del 'sí' a la Constitución europea.

Es 'una responsabilidad histórica que nos compromete a cada uno de nosotros', dijo Chirac, a tres días del referéndum, en el que los últimos sondeos dan al 'no' ganador con el 55% de las intenciones de voto.

El jefe de Estado instó a los franceses a 'no equivocarse de pregunta' el domingo, pues 'no se trata de decir sí o no al Gobierno', aunque prometió responder a las 'inquietudes y expectativas' con 'un nuevo impulso a nuestra acción' en aras de más 'solidaridad' y 'dinamismo'.

'No se trata ahora de decir 'sí' o 'no' al Gobierno, sino al futuro de Europa'

A juicio de Chirac, de lo que se trata en el referéndum es de Europa y del 'futuro de Francia en Europa', dijo Chirac, quien advirtió de que un 'no' abriría un período de 'división, dudas e incertidumbre' en el viejo continente.

'El rechazo del tratado sería vivido por los europeos como un 'no' a Europa', dijo Chirac, cuya última intervención televisada de la campaña es un intento de última hora de convencer a los indecisos de que voten 'sí' e inviertan de esta manera la tendencia.

Para el jefe de estado francés, es una 'ilusión' creer que, en caso de rechazo, Europa se pondría en marcha de nuevo con 'otro proyecto': 'no hay otro proyecto', sentenció. Europa estaría 'averiada, en busca de un consenso imposible', mientras que el mundo seguiría avanzando de forma 'acelerada', dijo.

'Si Francia está debilitada, si la pareja franco-alemana está debilitada, si Europa se divide, los que tienen una concepción ultraliberal de Europa' se impondrán para 'llevarnos hacia una Europa sin ambición política, sin espíritu de independencia; una Europa reducida a una mera zona de libre comercio', y serán 'los más vulnerables los que más sufrirán', advirtió.

Insistió en que Francia tendría menos fuerza para defender sus intereses 'económicos, sociales, regionales o de seguridad', la Política Agrícola Común (PAC) que tanto beneficia a sus agricultores, o su modelo social y su excepción cultural.

Por otro lado, respondiendo punto por punto a los argumentos del bando del 'no', hizo hincapié en los avances del Tratado constitucional y en la importancia de un 'sí' de Francia, que así podría seguir siendo 'uno de los motores de Europa' y tener más peso en la UE.

El Tratado, dijo, refuerza 'nuestro modelo social', con su énfasis en el empleo y las políticas sociales, es una 'respuesta fuerte' al riesgo de las deslocalizaciones, y permitirá a Francia financiar sus servicios públicos.

Señaló que la Constitución también hace a Europa más democrática y respetuosa de los ciudadanos, y aportará 'nuevas protecciones' en materia de defensa, lucha contra el terrorismo y crimen organizado, control de fronteras y en el combate de la inmigración irregular.

Consciente de la oposición mayoritaria al eventual ingreso de Turquía en la UE, recordó que los franceses tendrán la última palabra al respecto.

Apoyo de Zapatero

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, participa hoy en Lille (norte de Francia) en el cierre de campaña socialista. Zapatero apoyará a los socialistas franceses que hacen campaña del 'sí' a la Constitución europea. Al mismo tiempo, el canciller alemán, Gerhard Schröder, intervendrá en Toulouse (sur de Francia) en otro mitin socialista por el 'sí' que ha sido organizado por Dominique Strauss-Kahn.