Cotizaciones

El Gobierno estudia rebajar las cotizaciones por desempleo de los contratos fijos

El secretario general de Empleo, Valeriano Gómez, ha avanzado hoy que el Gobierno estudia la posibilidad de rebajar, con carácter general, las cotizaciones por desempleo de los contratos indefinidos, si bien, matizó, hay varias posibilidades para ello.

En declaraciones a los periodistas, después de participar en un acto organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), Valeriano Gómez ha explicado que una de las posibilidades es reducir la cotización del empleo indefinido y, en la misma medida, aumentar la de los contratos temporales.

De esta manera, y dado que hay un mayor volumen de empleo fijo (de cada cuatro contratos, tres son indefinidos y uno temporal), el resultado final sería una "rebaja neta de las cotizaciones".

La segunda posibilidad, y la mejora opción, según el secretario general de Empleo, consistiría en abaratar las cotizaciones del desempleo de los contratos indefinidos y, al mismo tiempo, rebajar las bonificaciones de este tipo de empleo, "sin encarecer ni penalizar así el empleo temporal".

No obstante, este "juego de posibilidades" debe ser negociado cuidadosamente con los agentes sociales, explicó, ya que hay "estudios concluyentes en este sentido" que demuestran que si rebajan las cotizaciones del empleo fijo y se suben las del temporal "en el mismo volumen", se pueden producir "efectos no positivos" y "problemas en sectores estratégicos como el del turismo", ha advertido.

Los contratos temporales no han de crecer

Por eso, ha precisado Gómez, "la solución óptima" debería ser la que no hiciera "crecer en exceso la cotización de los contratos temporales" y, desde luego, cualquier combinación en ese aspecto, ha reiterado, "debería contemplar también una rebaja de los indefinidos".

En cuanto a una posible rebaja de los costes del despido, el secretario general de Empleo ha subrayado que el Gobierno "no ha planteado nunca" ni planteará "en los próximos meses" una reducción de las indemnizaciones por despido del empleo indefinido.

"Si los interlocutores sociales pudieran estar de acuerdo en un aspecto así, se estudiaría" pero, por el momento, dijo, no se ha planteado esa negociación. Lo que el Ejecutivo ha propuesto y es "muy distinto", precisó, es la posibilidad de "extender el uso del contrato de fomento del empleo indefinido" (que tiene una indemnización de 33 días por año trabajado, frente a los 45 del contrato ordinario).

Durante un tiempo, ha recordado, se ha bonificado la conversión del empleo temporal en indefinido pero este estímulo ha hecho que las primeras contrataciones de las empresas sean temporales y ha generado "una bolsa permanente de empleo temporal que podría desaparecer" si, en lugar de las conversiones, se incentivara directamente la contratación indefinida inicial, ha opinado Gómez.

Asimismo, ha avanzado, el Ejecutivo ha planteado otros cambios en el modelo de bonificaciones al empleo, porque, pese a que el sistema se ha comportado bien, estos estímulos deberían ampliarse de dos a cuatro años.

Simplificar el modelo actual

Paralelamente, ha añadido, el Gobierno es partidario de simplificar el modelo actual de bonificaciones para "reducir la maraña" de ayudas, y de que estos estímulos se fijen en una cuantía concreta (ahora se deducen en función de la base de cotización) para favorecer a las pequeñas y medianas empresas (pyme) y a los trabajadores peor retributivos, ha explicado.

Respecto a las causas del despido, el secretario general de

Empleo aseguró que "los interlocutores sociales no se plantean grandes cambios en esta materia".

En su intervención, reiteró que el Gobierno no llevará a cabo ninguna reforma "del núcleo esencial del mercado laboral" que no cuente con el respaldo de los agentes sociales del mercado de trabajo", ha concluido.